Mi vida entre palabras

'Naturaleza muerta con Biblia'. Vincent van Gogh
'Naturaleza muerta con Biblia'. Vincent van Gogh
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Desde el año 2001 vengo anotando en un cuaderno (a estas alturas varios) una serie de aforismos, frases, reflexiones, canciones, refranes, películas, libros ¡en fin!, todo aquello que me sale al paso y toca mi corazón.

Y en este hacer también me llevo a casa, al cuaderno, algunos grafitis que encuentro y que me hacen reflexionar. El grafiti ya lo describió Punset como algo cultural. Un día paseando por las calles de Nueva York, se encontró con uno que planteaba el siguiente interrogante: “¿Hay vida antes de la muerte?”. Punset dijo: “este tío tiene la clave”, pero no recuerdo qué explicación le dio al asunto. Lo verdaderamente interesante es destacar el valor que el mensaje puede aportar y, sobre todo, la capacidad para hacernos pensar.

Para mí el grafiti tiene un gran interés, eso sin hablar de las pinturas de los grandes que son consideradas obras de arte. Además de esos artistas, que me parecen fascinantes, siendo el “top” Banksy, también otros merecen mi atención.
Comparto algunos de ellos:

“Lo malo del Silencio es que no miente y lo malo de las palabras es que, a veces, dicen la verdad”
Para mí este grafiti no es un decir por decir. Hay que desentrañar el mensaje y todos podemos hacerlo en una especie de juego, cada cual según su entendimiento, sus conocimientos y su criterio; un entretenimiento que invita a la mente a pensar.
Una llamada de atención sobre la sociedad en que vivimos. Analicemos la frase. “Lo malo del silencio…” o ¿sería lo bueno?… podemos someter a reflexión cada una de las dos frases.
¿Con qué nos quedamos?

“Sufre en privado, sana en silencio y brilla en público”
¿Por qué esta recomendación? Ya lo dice la canción: “Que nadie sepa mi sufrir”, porque la sabiduría popular dice “del árbol caído todo el mundo hace leña”. Nada nuevo bajo el Sol pero conviene recordar. Lo que añade este grafiti es cómo hacerlo. Un consejo preciso.
Aún atravesando un mal momento conviene esforzarse por brillar.

Un día, paseando por las calles de Nueva York, Punset se encontró con un grafiti que planteaba el siguiente interrogante: “¿Hay vida antes de la muerte?”. Y dijo: “este tío tiene la clave”.

“El ladrón sin ocasión de robar se cree un hombre honrado”
A veces los que roban piden perdón, se muestran arrepentidos y hasta se ganan la simpatía. ¡Perdón, no lo volveré a hacer! Y siguió con la simpatía popular. El arrepentimiento, las muestras de arrepentimiento ablandan el corazón de algunos, ¡o de muchos!, según quien sea el arrepentido.
Pero yo me planteo ¿no hay nadie que se arrepienta antes de ser descubierto?

“Con los ojos cerrados y los sueños despiertos”
Y es que la vida sin sueños es una vida insulsa, aburrida, monótona. Hay que ser soñador, los castillos en el aire, las columnas en el suelo… Seguir soñando que diría Martin Luther King. Tengo un sueño: “Seguir soñando”.
La utopía no se deja alcanzar pero obliga a caminar y caminar es descubrir.

“Si no tuvieras miedo ¿qué harías?”
Me parece un interrogante de vida. ¿Quién se atreve con la respuesta? Mucha gente no hace cosas, a veces, ni las más nimias que desea porque su mente es prisionera de prejuicios, de críticas sociales, de los “debería” que tanto condicionan a la gente. Einstein lo expresó de la siguiente manera: “Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio”.
Se trata de descubrir los deseos. Todo aquello que desees hacer y no perjudique a nadie, ¡hazlo! Quizá no tengas otra oportunidad.

“¿Qué haría yo sin mí?”
Obviamente nada…
Pero para mí esto va más allá, tiene que ver con un análisis de cómo me percibo, en qué podría mejorar, cómo aprender de la vida…
¿Quién soy?
Porque la vida es un arte y tú tienes el papel principal.

Otras de mis anotaciones “ilustres” tienen que ver con conversaciones que he escuchado en la radio, en la calle, o que he leído en libros.

Rosa Montero “La hija del Caníbal”.
“Los conocimientos que se buscan suelen ser un desarrollo de la propia vida. Añaden, no restan, aportan datos, memorias y vivencias. Acumulan”.
“Los conocimientos que se encuentran, por el contrario, suelen amputar una parte de ti. Por lo pronto te roban la inocencia.
Por eso es tan necesario escuchar al niño que llevamos dentro y seleccionar los conocimientos que sean beneficiosos para nuestra evolución.

Coloquio en Radio: El Camino de Santiago.
Contertulio 1. Es muy interesante porque nos iguala. Todos somos iguales, seamos lo que seamos. Todo son buenas palabras, buenas intenciones, ayuda, buen caminar…. Es compartir.
Contertulio 2. No todos somos iguales, sólo el camino es igual.

Facundo Cabral. Julio Iglesias:
Un periodista del New York Times, tras acudir a una actuación de Facundo Cabral, se dirigió a su camerino y le dijo:
“Estoy de acuerdo con todo lo que dijo esta noche excepto que Dios siempre es justo porque, si así fuera, usted tendría que tener tanta fama y tanta difusión como Julio Iglesias”.
Facundo Cabral: ¿Usted cree que Dios lo sabe todo?
Periodista: ¡Por supuesto!
Facundo Cabral: “Entonces Dios sabe que Julio Iglesias necesita más éxito que yo para vivir, pero también sabe que yo necesito más libertad que Julio para vivir y por eso me hizo más libre”.
Facundo Cabral perdió a su mujer y a su hija en un accidente de aviación.
Su vida desde su nacimiento fue dura. Su madre le dijo “dos cosas te he dado: La primera, la vida; la segunda te la doy ahora, la libertad”. Facundo Cabral se fue de casa a los 9 años. Fue libre, nunca tuvo una casa, siempre vivió en hoteles y se jactó de vivir la vida conforme a sus creencias.

“Todo ser humano, si se lo propone, puede ser escultor de su propio cerebro”
(Santiago Ramón y Cajal, Nobel de Medicina)

¿Recuerdan aquella canción de “No soy de aquí ni soy de allá” o “Pobrecito mi patrón piensa que el pobre soy yo”?
Y es que lo que cree cada uno, construye su vida. Desde sus conocimientos, experiencias, viajes, lecturas, canciones…
Desde las palabras.
Tal como dijo Santiago Ramón y Cajal, premio Nobel de Medicina en 1906: “Todo ser humano, si se lo propone, puede ser escultor de su propio cerebro”.

Finalmente dejo aquí tres frases de grandes autores que también se hallan en mi recopilación de conocimiento para la vida:

“El primer deber en la vida es ser tan artificial como sea posible. La segunda obligación hasta ahora no ha sido descubierta” (Oscar Wilde).
“El amor es lo único que hay que ganarse en la vida, todo lo demás se puede conseguir robando” (Lord Byron).
“Nunca intentes ganar por la fuerza lo que no seas capaz de ganar por la mentira” (Maquiavelo).

No me nutro de frases “enlatadas”, lo cual está muy de moda. Todas aquellas que voy recogiendo son extraídas de las lecturas que hago y, desde luego, no recojo una frase cuyo autor desconozca.
Una forma de entender la vida.
Entre palabras.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí