Pita Festa. Un festival de cultura y valores

0
258
Pita Festa, el primer festival del mundo en un gallinero
Fotos cedidas por Pita Festa
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)


Los días 2, 3 y 4 de septiembre se celebrará en el entorno natural de las Veigas de Miguil (Boal) una nueva edición de Pita Festa, el primer festival del mundo que se celebra en un gallinero. Así como lo oyes. Tres días en los que se va a fusionar la música, el arte, el humor, la poesía, el teatro y la gastronomía. 100% rural y sostenible.

Noelia García, fundadora de PitaSana
Noelia García

No es un festival al uso pero sí uno con valores, los que desde el primer momento le quiso imprimir Noelia García. Todo comenzó como una idea para que su pareja, Pablo Vélez, pudiese tener un espacio en el que dar rienda suelta a una de sus pasiones: la música. El resto fue ir casando las piezas del puzle. Ambos, junto con su hijo Xurde, levantaron hace años Pita Sana, una granja ecológica a través de la cual no solo han dado a conocer el medio rural sino que también se han dedicado a la venta de huevos, setas Shiitake y fabes. Ahora, aunque la granja está en plena trasformación, el Pita Festa de este año se va a celebrar dando un paso de gigante tanto por la cantidad de días que dura, como en la calidad de los artistas invitados.

La primera edición se celebró en el año 2016 y desde entonces todo ha sido crecer y seguir sumando ideas sin perder de vista el eje principal: la visualización del mundo rural, su gente y su forma de vida y también poner en valor toda la cultura que se está generando al margen de los cauces comerciales. Noelia nos cuenta cómo ha sido el proceso de creación de esta idea.

-¿Cómo surgió la idea del primer Pita Festa?
-A los dos años de empezar con la granja un día comenzamos a hablar de lo atados que estábamos y de que no podíamos cogernos unos días e irnos a ningún sitio. Pablo, que es compositor, se escapaba de vez en cuando a tocar por ahí, pero echaba de menos poder ir a tocar a sitios un poco más potentes o a un festival. En uno de los vacíos sanitarios en el que tienes que dejar el gallinero limpio y ventilando un mes y medio, se me ocurrió que, durante ese tiempo, en ese espacio tan grande que tiene tanta luz, podíamos hacer un montón de cosas. Lo primero que me vino a la cabeza fue un concierto. Cuando se lo comenté a Pablo me dijo que estaba loca, que no se iba a poner a tocar él solo ahí. Le dije que podíamos invitar a más gente y a los colegas. Como nuestros amigos tienen guajes, empecé a pensar que había que hacer actividades para los niños y que los padres pudieran estar tranquilos.
Otra cosa evidente era que, si iban a estar en la granja bastante tiempo, igual necesitábamos hacer una comida y poco a poco fuimos sumando cosas. El primer año fue en el 2016 y casi salió el primer Pita Festa tal cual lo conocemos ahora, pero solo duró un día. Los comienzos fueron preciosos y con muy buena acogida. El año pasado fue cuando decidimos que lo íbamos a hacer siempre el primer fin de semana de septiembre y así la gente ya sabe cuándo es y se organiza con tiempo.

“En uno de los vacíos sanitarios en el que tienes que dejar el gallinero limpio y ventilando un mes y medio, se me ocurrió que durante ese tiempo, en ese espacio tan grande que tiene tanta luz, podíamos hacer un montón de cosas”

-¿Qué fue lo que os ayudó a mantener la idea durante tanto tiempo?
-Nos dimos cuenta de que en esta zona rural del valle del Navia, bastante afectada por la despoblación, no hay muchas actividades de estas características. Creo que hay una necesidad, por parte de mucha gente, de venir a un evento como este en un sitio pequeño; también para la gente que vive en la ciudad es una forma de escapar de ella y vivir la cultura en un entorno rural. Es otra forma de descubrir y disfrutar los festivales, con conciencia y sin necesidad de volvernos locos de consumo. Nació con un criterio ecológico y es un festival sostenible, levantado sobre el mismo criterio que la granja y nuestra forma de vida.

-¿Quiénes lo organizáis?
-El Pita Festa está organizado por una asociación sin ánimo de lucro que se llama Gallinero Culturero. Es cierto que este año cobramos entrada porque el nivel ha aumentado, pero no tiene ánimo de lucro, solo es para cubrir los gastos. Quiero dignificar la cultura y a los artistas hay que pagarles porque es lo que merecen. Este año hemos dado un paso de gigante y el festival va a durar tres días. La primera, de cabeza de cartel, está Mercedes Peón, que para mí es una mujer referente. Me encanta ella, lo que representa y me parece que encaja muy bien aquí. Además, la idea es que como estamos en el occidente de Asturias, quiero servir como puente entre Galicia y Asturias y que también venga público gallego.

El festival Pita Festa en una edición anterior
El Pita Festa en una edición anterior

-En la programación de este año la mujer tiene un papel protagonista. ¿Por qué?
-Este año, además de visualizar y darle la importancia que tiene en el mundo rural, quería crear un espacio en el que se pueda empoderar, hacer alguna terapia y que cada una saque de dentro todo lo que tenga, tanto lo bueno como lo malo. El segundo día la mañana ya empieza con un taller intensivo de Mapi Quintana que va a estar centrado en la voz y la improvisación. Por la noche, con lo que se trabaje en el taller, se va a hacer una demostración con ella de todo lo que se aprendió. Va a ser una pieza única para Pita Festa.

-¿La comida y la bebida también van a tener sello propio?
-Vamos a hacer un menú con comida ecológica. Uno de los días comeremos faba con seta Shiitake y también haremos la tortilla Pita Sana con patata, cebolla y huevos de aquí. Todo va a estar elaborado con los recursos que tenemos en la granja y para beber vamos a traer Cerveza Naviega que es artesana y también caña Alhambra, que me la han pedido todos los años y este por fin lo hemos logrado.

“Quería hacerlo aquí y que durase tres días para darle vida a esta zona y que quien venga, conozca el valle del Navia y todo el entorno”

-Por lo que dices, la granja se va a transformar en un espacio completamente diferente…
-Vamos a pintar los árboles con luz para hacer como si fuese una decoración del espacio. Como hicimos un diseño diferente, el escenario va a estar en un prado y los árboles del fondo estarán integrados como parte del decorado. En la parte del gallinero va a estar el bar y dentro tendremos la cocina para que esté al resguardo y habilitaremos una zona para hacer unas exposiciones con Natalia de Woodic, Marcos Pérez y puede que venga la chica de Ringo Rango con alguna pieza de diseño de ropa. Alrededor, en la zona de los kiwis y debajo de la parra, tendremos una zona donde la gente que esté cansada se va a poder tumbar y relajar. Todo esto está unido, a través de un arco verde, con la parte donde se van a hacer los conciertos y de ahí a la zona de acampada, hay un pasillito verde. Como hay que trabajar en positivo y proyectar, yo lo visualizo todo muy guapo.

-¿Es un festival para mayores y niños?
-No conozco muchos festivales que le den espacio a las familias. El compromiso que tengo es que en el festival los niños puedan estar a gusto como los padres, que todos se diviertan y disfruten al mismo nivel y que también las madres puedan estar liberadas.
Habrá una zona de juegos para niños; este año nos ceden en el pueblo unos juegos populares y además haremos un parque agro con una pista de paja en la que le pondremos pruebas y van a estar súper entretenidos. Está pensado para todas las edades y todos los años tenemos un porcentaje de público mayor que viene encantado.

El Pita Festa en una edición anterior
El Pita Festa en una edición anterior

-¿Es un festival comprometido con el entorno y con unos valores?
-Yo quería hacerlo aquí y que durase tres días para darle vida a esta zona y que quien venga, conozca el valle del Navia y el entorno. Aquí pueden hacer todo tipo de actividades y también pueden descansar. Queremos hacer un festival con valores y también recuperar la cultura. Antes, en el pueblo, se hacían cosas cada poco. Mi abuela tocaba el acordeón, contaba cuentos y todos los domingos se reunían, asaban chorizos con pan de escanda y en su época era un fiestón.

-¿Contáis con la ayuda del Ayuntamiento de Boal?
-Otros años no lo hice, pero este les pedí ayuda y ceden el escenario, sillas y tablones. También me iban a ayudar con el tema de Cultura en Rede, pero llegué tarde. Me dijeron que contara con ello para el año que viene y así, uno de los artistas que venga, paga un 80% y la Consejería y ellos el 20% restante.

“Queremos aprovechar el espacio de la granja y también los alimentos que generamos en ella y que sea un espacio en el que, quien lo necesite, lo pueda usar para desarrollar sus proyectos e incluso retomar hábitos, reencontrarse o simplemente descansar el fin de semana”

-Dejando al margen el festival, ¿cómo os va con Pita Sana?
-Nos encontramos en pleno cambio en la granja. Estamos pivotando la línea de negocio y en diciembre vamos a cesar la distribución de huevo ecológico. Vamos a seguir produciendo, pero a menor escala, para nosotros y para la gente que venga aquí. No vamos distribuir a la ciudad porque no es rentable. Ya estamos creando en uno de los gallineros una zona polivalente para convertirlo en un espacio de creación, formación y mediación artística donde la gente pueda venir y realizar sus proyectos o cursos de formación.
Vamos a ofrecer también retiros diferentes: nos aliamos con una chica que los hace y con otra que hace terapias naturales. En el pueblo tengo un edificio con habitaciones que vamos a rehabilitar para alojar a los que vengan. Queremos aprovechar la granja y también los alimentos que generamos en ella y que sea un espacio en el que, quien lo necesite, lo pueda usar para desarrollar sus proyectos e incluso retomar hábitos, reencontrarse o simplemente descansar el fin de semana.

Noelia García y Pablo Vélez, fundadores de Pita Sana
Noelia García y Pablo Vélez

-¿Qué más vais a poder ofrecer a quienes vengan?
-También vamos a tener la posibilidad de hacer coliving, (un modelo residencial comunitario), que nos visiten nómadas digitales o gente que teletrabaja y que quiere dar el paso de estar en el mundo rural sin necesidad de tener una casa de alquiler o vivir solo, ya que, en el pajar vamos a hacer unos apartamentos pidiendo una subvención al Leader. Que puedan disponer de un espacio que ya lo tenga todo y que solo sea llegar y probar si le gusta. Vimos que en este sentido existe una demanda y para nosotros puede ser más llevadero que la producción de alimento en el sentido de que siempre puedes encontrar un hueco para descansar o coger unas vacaciones.

-Reorientáis el sentido de la granja, pero sin perder vuestros principios ¿no?
-Con este giro no perdemos nuestros valores. Lo que vamos a hacer es abrir la granja a que la gente para que pueda disfrutar lo que estamos viviendo nosotros, ofrecer nuestra forma de vida al resto del mundo. A lo largo de todos estos años fuimos viendo que hay esa necesidad en la ciudad de escapar y estar en la naturaleza. Este es un sitio precioso y las familias vienen encantadas.

Para más información o compra de entradas:
pitafesta.orgwww.pitasana.com

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí