El símbolo de la recuperación. Polígono Industrial de Valnalón (Langreo)

0
394
Ciudad Industrial de Valnalón (Langreo)
Foto: Fusión Asturias
[Total: 0   Promedio: 0/5]

Es un modelo de reconversión al que, con los tiempos que corren, conviene mirar atentamente. De una zona deprimida económicamente se ha pasado a un polígono activo y próspero que, al contar con una tradición industrial importante, no ha renunciado a su patrimonio.

El pasado industrial y minero de Langreo es conocido en toda Asturias. La historia se remonta a la segunda mitad del siglo XVIII, cuando los ilustrados de la época fomentaron la extracción de hulla como vía de progreso económico. Tras aquellas primeras iniciativas, a mediados del siglo XIX comenzaron a aparecer empresas mineras en la zona, atraídas por las mejoras en carreteras y ferrocarril. Como consecuencia también se asentaron aquí las primeras empresas siderúrgicas de Asturias, entre las que destaca Duro y Cía, que más tarde se convirtió en Duro Felguera. La industria en Langreo, y muy especialmente en la localidad de La Felguera, está profundamente ligada a la trayectoria de esta empresa, que en los años veinte fue la mayor productora de carbón y acero de España, y propició la creación de varias empresas subsidiarias que trajeron aún más empleo al concejo.
Sin embargo, la crisis de los años sesenta fue especialmente dura, tras muchos años de bonanza. Tras un proceso el patrimonio siderúrgico de Duro Felguera se incorpora a ENSIDESA, que traslada su actividad a la costa, mientras que el minero se integra en HUNOSA, sufriendo varios ajustes de plantilla que aún duran en la actualidad. La reconversión supuso un shock para toda la zona, y hubo que poner en marcha diversas iniciativas para recuperar empleo. En una zona deprimida social y económicamente, el Polígono Industrial de Valnalón se presentó como una opción viable, y con el tiempo ha demostrado serlo.

Una ciudad para el desarrollo

Hoy, el Polígono de Valnalón alberga a cuarenta empresas, la mayoría relacionadas con las nuevas tecnologías. Se enmarca dentro de lo que se dio en llamar Ciudad Industrial Valnalón, y que en los últimos tiempos se ha reciclado a Ciudad Tecnológica. El complejo dio sus primeros pasos en 1987 y se ha convertido en uno de los principales motores del concejo. Aquí se diseñó, por ejemplo, el primer centro de empresas de Asturias, uno de los primeros de España; comenzó a funcionar en 1992, desarrollando una labor de asesoramiento que resultó fundamental para impulsar las iniciativas empresariales en la zona. También hay una incubadora de empresas exclusivamente dedicada a las TIC y la sede de un programa de formación de la cultura emprendedora que ha sido copiado por otras comunidades autónomas.
La formación se ha considerado un factor básico en la recuperación de la zona, de modo que en el entorno se ha ido instalando un campus educativo especializado en FP, con la Escuela de Hostelería, el Centro Nacional de Formación Ocupacional y el Centro de Profesores y Recursos del Valle del Nalón, el Centro Integrado de Comunicación, Imagen y Sonido y el Centro Integrado de Mantenimiento y Servicios a la Producción. También está el Museo de la Siderurgia de Asturias, que ha recuperado una antigua torre de refrigeración de Duro Felguera, dando una nota de color al paisaje del polígono.
Combinando el fomento de la cultura emprendedora, la innovación y la formación, Valnalón hace gala de un planteamiento ambicioso que ha sido fundamental en el desarrollo de Langreo. Precisamente en un panorama de crisis global, proyectos como éste revelan su importancia de una forma más clara. Valnalón llega con los deberes hechos, y promete ser el motor económico de la zona durante mucho tiempo.

MUSI. Museo de la Siderurgia de Asturias
MUSI. Museo de la Siderurgia de Asturias
Foto: Fusión Asturias
El Museo de la Siderurgia propone un recorrido por la memoria de Langreo. Además de visitar el Centro de Recepción de Visitantes, situado en una antigua torre de refrigeración, también es posible concertar visitas guiadas por La Felguera.
En la ruta “Vivienda obrera en La Felguera: los espacios para vivir” se pueden visitar viviendas, espacios formativos y de ocio, fruto del “paternalismo industrial” de la familia Duro, tan típico de la época.
En la ruta “La Felguera, el espíritu emprendedor de Pedro Duro y el origen y desarrollo de un núcleo urbano” se amplía el recorrido anterior con la visita a los chalés de ingeniero de la C/ Conde Sizzo y las chimeneas de la antigua Refracta.
También es posible programar una visita didáctica conjunta de las instalaciones del Museo de la Siderurgia y la Pinacoteca Municipal “Eduardo Úrculo”, donde se pueden ver muestras artísticas del paisaje industrial.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí