Villanueva de Oscos. Saborear el momento

0
91
Hórreo en Morlongo
Hórreo en Morlongo. Foto: Valvanera
[Total:0    Promedio:0/5]

El atardecer pintado en las hojas de los árboles, la esponjosa hierba salpicada de gotas de rocío, las construcciones de piedra camufladas en el entorno, el olor a pan recién hecho. En Villanueva de Oscos conocen la importancia de los placeres sencillos.

Dice la filosofía zen que la clave de la vida está en disfrutar en plenitud cada momento, lo cual supone aprovechar las pequeñas vivencias que llenan la existencia, en lugar de permanecer a la espera de los grandes eventos.
En Villanueva de Oscos no hay que ir muy lejos para saborear los detalles. Simplemente paseando por los alrededores de sus pueblos podemos alcanzar este estado de serenidad. Para ponerlo más fácil, se señalan varias rutas que evitan que tengamos que prestar atención a la orientación y podamos dedicarnos a disfrutar del entorno y la compañía. Entre ellas destaca la Senda Verde del Agüeira y la Ruta de As Zarras, que parte y llega a Santa Eufemia y penetra en robledal de Pacios.
En Santa Eufemia es obligado un parón en el Ecomuseo del Pan, que muestra el ciclo completo de la elaboración de este manjar cotidiano a lo largo de tres salas. La primera se ha bautizado “De la tierra a la era”, la segunda “De la era al hórreo” y la tercera “Del hórreo a la mesa”, todo explicado por un guía y apoyado por un audiovisual. Como complemento, a finales de agosto se celebra “A Mallega”: una fiesta con comida y baile que tiene lugar en la era del Ecomuseo. En esta fiesta se reproduce la recogida del grano y es un auténtico placer para los sentidos. En primer lugar se separa el grano de la paja, y luego se para la labor a media mañana -tal como se hacía antaño-, para tomar vino, sardinas y pan. A continuación se barre bien la era para aprovechar el grano, que en realidad era el dinero con el que se hacía el trueque. Por esa razón la mallega era un día de fiesta en cada casa y ahora una celebración para quienes lo recuerdan. Este año los asistentes tomaron empanada, churrasco, bollos preñaos y pan elaborado en el Ecomuseo, además de participar en una fiesta que celebra la vida y da las gracias a la naturaleza. Pinche aquí para ver más reportajes de esta comarca

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí