Bimenes. Asturias en flor

0
95
Cumbre Pico Trigueiro
Cumbre Pico Trigueiro. /Foto: Fusión Asturias
[Total:0    Promedio:0/5]

Desde lo alto del pico Trigueiro, la mayor cota del concejo, se obtiene una impresionante panorámica de todo el entorno. Caminar por el cordal de Peñamayor, en un día despejado, lleva la vista desde la Cordillera Cantábrica hasta el mar. Entre un extremo y otro, Bimenes, en plena Comarca de la Sidra, hace méritos para convertirse en una estupenda base de operaciones, ofreciendo paisaje, cultura popular y turismo activo.
La ruta de senderismo Peñamayor-Trigueiro parte del pueblo de Melendreros, y a él regresa. En medio, un paseo por el cordal y varios de sus picos más emblemáticos permite cansar el cuerpo y renovar el espíritu. Es una de las muchas posibilidades de un concejo que tiene propuestas etnográficas como la Ruta de Los Molinos, que puede enlazar con el sendero a la Peña del Hombre; otras con historia, como la del Túnel de Saús, o sencillos paseos como el del Monte de La Zorea.

Como parte de la Comarca de la Sidra, en Bimenes es posible disfrutar de la imagen de las pomaradas en flor, reclamo turístico en auge que ya se compara con los cerezos floridos del valle del Jerte.

Además este mes es la floración del manzano, y toda la comarca se pone de gala. En Bimenes hay productores de la Denominación de Origen «Sidra de Asturias», y es posible disfrutar de la imagen de las pomaradas en flor, reclamo turístico en auge que ya se compara con los cerezos floridos del valle del Jerte. Por eso, en los últimos años se organizan distintas actividades en la Comarca de la Sidra, para ver el espectáculo natural y comprenderlo también en su vertiente cultural y gastronómica.

Más cerca, mejor

Además de detenerse a disfrutar del entorno natural, una visita a Bimenes debe incluir una parada en el palacio de Martimporra, el edificio patrimonial más importante del concejo. Todo el conjunto, que incluye casa, capilla y sacristía, está declarado Monumentos Histórico Artístico y es una muestra de palacete rural asturiano. En San Julián de Bimenes hay una iglesia parroquial del siglo XIX, y también tienen rasgos destacables las capillas de San Juan de Taballes o Santa María de Suares. Y como curiosidad, en Suares está abierta al público la Casa de les Radios, que propone un recorrido por la historia de la radiodifusión a través de una amplísima colección.
Para conocer todos estos lugares, la vía rápida conocida como Y de Bimenes, que conecta el Corredor del Nalón con la Autovía del Cantábrico ha supuesto una mejora evidente en las comunicaciones del concejo, y también en su apertura turística. A pesar de que lleva un par de años abierta, todos recuerdan la complicación de llegar hasta el concejo por la antigua carretera. Ahora se tardan cinco minutos en llegar desde El Entrego a Martimporra, la capital yerbata; un cuarto de hora desde Nava.

En el concejo hay un importante movimiento vecinal y asociativo que insiste en la conservación y recuperación de tradiciones y etnografía.

Capital humano

Asociación Cultural y Folklórica Los Yerbatos
Asociación Cultural y Folklórica Los Yerbatos. /Foto: Los Yerbatos
Aunque ya sea historia, es posible que este aislamiento en las comunicaciones haya tenido su parte buena, porque ha preservado en cierto modo el patrimonio cultural de interferencias externas. En el concejo hay un importante movimiento vecinal y asociativo que insiste en la conservación y recuperación de tradiciones y etnografía. Entre los más activos está la Asociación Cultural y Folklórica Los Yerbatos, que año tras año realiza actividades como el festival Bimenes en Danza, con actuaciones de la banda de gaitas, baile infantil y adulto, panderetas, cantantes de tonada… Recientemente han participado también dirigiendo la Danza Prima en el VIII Conceyu’l Texu, formado por un grupo de asociaciones preocupadas por el patrimonio natural astur. En esta ocasión se programaron una serie de actos en torno al centenario del Texu de Suares, que incluyeron también la plantación de un texu. Los Yerbatos colaboran además con el micro proyecto de cooperación internacional al desarrollo Agua y Vida, a través de la Asociación El Puente. Y, por supuesto, continúan con su labor en la Escuela de Música Tradicional y un amplio despliegue de propuestas, siempre para promover el estudio de la cultura tradicional asturiana.
En realidad, en pocos concejos hay una conciencia tan uniforme de defensa de la asturianía. En Bimenes se celebra la Fiesta de la Oficialidá todos los veranos, una forma festiva de reivindicación lingüística y cultural. No en vano éste fue el primer municipio de la región en declarar la cooficialidad de la lengua asturiana. A pesar de que el Tribunal Superior de Justicia declaró nula esta decisión, en la práctica el uso de la llingua está normalizado con toda naturalidad. Es una muestra más de que en Bimenes la cultura autóctona está más viva que nunca, una forma de conectar con una Asturias que no pierde sus raíces.

Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí