Ribera de Arriba. En el corazón de Asturias

0
238
ribera-intro
Zona infantil en Soto Rei. / Foto: Fusión Asturias
[Total: 0   Promedio: 0/5]

La intersección del Caudal y el Nalón, los dos ríos más importantes del centro de Asturias, señala en el mapa la ubicación de Soto de Ribera, capital del concejo. Como indica su nombre, el paisaje de ribera es la característica principal de un entorno natural bien conservado y con zonas para el deporte y el esparcimiento, a menos de diez minutos de la capital del Principado.

La carretera N-630 discurre paralela al Caudal hasta que se toma el desvío que lleva hasta Soto de Ribera. Un poco más adelante, se suma al cauce del Nalón, en su camino hasta el Cantábrico. En algunos tramos el río es ancho y permite el uso de embarcaciones deportivas de pequeña envergadura, como las piragüas, cuya presencia es cada vez más habitual. También es fácil ver pescadores en las márgenes, aprovechando la recuperación de la calidad de las aguas y de la vegetación de las orillas.
La imponente vista de la central térmica es la primera impresión que recibe la retina al acercarse a la vega principal del concejo. Tras ese telón industrial, una macro instalación que es la seña de identidad económica del territorio, se encuentran inmediatamente escenarios verdes y frondosos, aparentemente alejados de la civilización a pesar de encontrarse en uno de los concejos mejor comunicados de Asturias.
Precisamente es ésa una de sus mejores bazas. Los mismos visitantes que acuden atraídos por la oferta de las ciudades más importantes de Asturias, pueden acercarse a Ribera de Arriba a conocer su patrimonio cultural, recorrer sus rutas, practicar deporte, etc. Además, el concejo enlaza con la comarca de Montaña Central, a la que pertenece, por lo que a partir de aquí las posibilidades de ocio se multiplican; por ejemplo con proyectos enfocados en común, como el llamado Anillo Ciclista de Montaña Central. Un trazado que atraviesa parajes pertenecientes a distintos concejos, de gran valor paisajístico todos ellos. En concreto, Bueño es principio y final de la ruta: punto de partida de la primera etapa, que sale hacia Viapará en Riosa, y retorno de la etapa octava, que parte desde La Peña, en Mieres. Ciento sesenta y cinco kilómetros bien señalizados, para amantes del ciclismo o del trekking, con los mejores paisajes del centro de Asturias.

Ribera en la red

Como marcan los tiempos, para consultar la información turística necesaria para conocer en profundidad el concejo hay que irse a internet: www.disfrutaribera.es. La web está habilitada especialmente para dispositivos móviles y se puede acceder con el código QR instalado en numerosas señales del municipio.

Opciones para caminar

El concejo está surcado por rutas muy asequibles. Caminatas que oscilan entre los cuarenta y cinco minutos y las dos horas, por itinerarios señalizados y sin grandes complicaciones, recomendables para una agradable mañana al aire libre. La presencia de los dos ríos, Nalón y Caudal, es constante, ya que todos los recorridos pasan en un momento u otro por alguna de sus márgenes.

La Historia entre hórreosEs una visita original y gratificante para un día en el que se quiera elegir una ruta sencilla que entronque con la cultura asturiana. Bueño, Pueblo ejemplar 2012, a sólo tres kilómetros de la capital del concejo, es representativo por el número de hórreos y paneras que alberga, y por el buen estado de la gran mayoría de ellos. Son especialmente frecuentes los hórreos cuadrados con seis pegollos, la mayoría carentes de decoración pero de gran valor estético por su antigüedad -tres de ellos corresponden al siglo XVI y once están datados en el siglo XVIII- y su estado de conservación.
Para conocer más conviene acercarse al Centro de Interpretación del Hórreo, una instalación que explica en detalle la riqueza etnográfica característica del concejo y orienta sobre las rutas a seguir para conocer de primera mano los estupendos ejemplos de esta construcción tradicional asturiana que se encuentran en la población de Bueño. Nada menos que 47 hórreos, señalizados la mayoría de ellos, en los que se pueden apreciar las diferentes características. Además en el Centro se explican las tipologías en función de la decoración y la zona -Allande, Villaviciosa o Carreño- así como las partes y la utilidad de cada una de ellas, según la función a la que fuese destinada.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí