9.9 C
Oviedo
martes 23, abril 2024

Vivir en el Espacio Kaos

Lo más leído

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 16 Promedio: 4.8)

El concepto Espacio lo abarca todo. Espacio es todo. Pero el Espacio, como matriz de la Vida, aún no ha sido comprendido, sobre todo en su realidad multidimensional, porque su importancia en la humanidad, desde los orígenes, siempre ha sido absoluta y fuente de todos los acontecimientos que marcaron el curso y la evolución del ser humano.

El hombre siempre asoció Espacio y Poder. El sueño de los conquistadores, de los imperios e, incluso de los individuos, siempre fue y sigue siendo poseer más Espacio, ampliar las fronteras, tener mucho terreno propio, vivir en grandes mansiones o en grandes pisos.
Todo ello siempre fue asociado a “grandeza”, a “poderío”, a destacar por encima de los demás, a sentirse “superior”. Da igual que la historia haya dejado claro que no vale para nada, que no significa nada, porque en su movimiento, la Vida siempre coloca todo en su sitio y deja claro que el Espacio no nos pertenece, sino que sólo es un lugar donde aprender, experimentar y convivir.

El Poder emana del Espacio multidimensional, de la profundidad del Espacio, y ese es un nivel en el que no puede entrar cualquiera, y mucho menos los que persiguen manejar Poder.

En cualquier caso, todo ocurre por tener una visión absurda y desenfocada del Espacio, porque se cree que el Poder se encuentra en el Espacio tridimensional, que es en el que nacemos, vivimos y morimos, cuando, en realidad, el Poder emana del Espacio multidimensional, de la profundidad del Espacio, y ese es un nivel en el que no puede entrar cualquiera, y mucho menos los que persiguen manejar Poder.
Además, es el Poder el que escoge a quien es apto para usarlo, y no al revés.

Pero, lo más importante, es que el ser humano debería empezar a tomar consciencia del Espacio, una consciencia que le sirviera para ubicarse definitivamente en una realidad que nos afecta a todos, que nos involucra a todos, que nos condiciona a todos y que, en su correcta comprensión, nos ayudaría, como humanidad, a posicionarnos y a cambiar, a corregir nuestros hábitos de vida, nuestra arrogancia, nuestra estupidez, nuestro egoísmo y nuestro absurdo comportamiento que nos lleva una y otra vez a cometer los mismos errores y sufrir los mismos efectos que tanto daño ocasionan al planeta y a toda la vida.

Es muy sencillo. Somos átomos que formamos parte de una gran Esfera, que a su vez forma parte de otra Esfera mayor, y nuestra única razón de ser y de existir es evolucionar.
Para evolucionar tenemos que experimentar, practicar, aprender y, sobre todo, hacer todo ello no olvidando nunca que tenemos que cumplir las Leyes de esa esfera y que, tal vez la más importante de momento, es que todos somos Uno, la Unidad como base de la evolución, el respeto a la Vida y a las Vidas.

Todo parte de un Origen KAOS y todo se dirige a un Fin KAOS, pero ese Fin será el comienzo de un nuevo ciclo para una nueva “aventura” de la Vida y, por tanto, de las vidas.

El Espacio tiene sus Leyes y éstas son inalterables, inamovibles. La humanidad, en su desarrollo desde sus orígenes, sabe mucho de eso, porque ha pagado y sigue pagando las consecuencias de vulnerarlas. Y se sigue sin aprender la lección.

Pero… ¿Por qué Espacio KAOS? Porque KAOS, el Caos, es Origen y Fin.
Todo parte de un Origen KAOS y todo se dirige a un Fin KAOS, pero ese Fin será el comienzo de un nuevo ciclo para una nueva “aventura” de la Vida y, por tanto, de las vidas.
El Espacio KAOS es un concepto para incorporar con cierta “urgencia”. El ser humano, o al menos una parte importante, ya está en condiciones de comprender que el “orden” que tanto se persigue, que tanto se argumenta, que tanto se ofrece por parte de los “responsables” de los asuntos humanos, es tan solo una “circunstancia” temporal permitida por KAOS. Es una especie de “instrumento” que KAOS maneja inteligentemente para que el ser humano comprenda cuál es su verdadera naturaleza, de qué “está hecho” en realidad y hacia dónde va dirigida su evolución.

De la misma forma que siempre estamos en movimiento y, por ello, necesitamos descansar, como grupo humano siempre vivimos en Kaos y necesitamos un orden para “descansar”, para soportar la intensidad del movimiento en el Espacio KAOS, para detenernos y comprender lo que vivimos y porqué lo vivimos, para asimilar las enseñanzas.
Kaos crea ese “orden” temporal y luego lo destruye.

Pero eso es así en el momento evolutivo que atraviesa la Humanidad, luego no será así, porque, en realidad, nuestro diseño original es KAOS, estamos construidos, diseñados, con sustancia Kaos, y nuestro entorno también, por eso es imprescindible que avancemos hacia el reconocimiento de esa realidad para dejar de malgastar energía en tratar de mantener en pie un sistema orden, tanto a nivel personal como colectivo, que no tiene ninguna posibilidad de funcionar de forma permanente. Y esto es algo que cualquiera puede constatar en su vida personal y en el funcionamiento del colectivo en el que se mueve e, incluso, a nivel planetario.
Es imposible, en cualquier aspecto de la vida, mantener un orden durante mucho tiempo, tanto en nosotros mismos, en nuestras cosas personales, en nuestras casas, en nuestro entorno, en nuestros asuntos sociales o en cualquier cosa que tenga que ver con el ser humano.

Como grupo humano siempre vivimos en Kaos y necesitamos un orden para “descansar”, para soportar la intensidad del movimiento en el Espacio KAOS, para detenernos y comprender lo que vivimos y porqué lo vivimos, para asimilar las enseñanzas.
Kaos crea ese “orden” temporal y luego lo destruye.

El Espacio KAOS nos envuelve, nos compenetra, nos condiciona y, sin que nos enteremos, nos dirige hacia un fin que está vinculado a nuestro origen, a nuestro origen como especie.
Comprender eso implicaría dejar de malgastar energía para tratar de conseguir un orden permanente, porque eso es imposible. También implicaría que los seres humanos empezaran a estudiar, a aprender, a practicar, una asignatura que podría titularse… “Cómo vivir en un Espacio KAOS”.
Para los que nos atrae todo aquello que tenga que ver con la supervivencia, que al fin y al cabo es la clave de la Vida en este planeta, existe una máxima que es fundamental…: “Ahí afuera todo es posible”.
Eso implica la comprensión y aceptación de un entorno siempre en movimiento, siempre cambiante. Y también la preparación para sobrevivir. Eso es KAOS.
Solo falta que añadamos a eso la realidad de que cada uno de nosotros también vive en su interior ese constante y cambiante movimiento. Y si no fuera así, aunque haya quien no lo admita o no lo vea, ¿cómo podríamos sobrevivir durante tantos milenios, como humanidad, si no tuviéramos la capacidad de adaptarnos al cambiante entorno? No sería posible.

Y precisamente es ahora, en estos tiempos planetarios que vivimos, en esta transformación que vive nuestro planeta, nuestro entorno, cuando más necesario es que descubramos, que reconozcamos, nuestra verdadera naturaleza KAOS, nuestra necesidad de cambio, de renovación, porque todo va a cambiar, porque el Espacio en el que vivimos va a entrar en un nuevo ciclo evolutivo, y nosotros todos, lo creamos o no, nos guste o no, estamos dentro.
Como todos podemos comprobar, excepto los que cobran por negarlo, todo lo que tiene que ver con el planeta, con la naturaleza, con lo que es Origen, esta cambiando a toda velocidad.

Vivimos unos tiempos en los que Kaos está “destruyendo” el orden establecido y, con ello, colocando a la humanidad ante una situación nunca antes vivida y que va a exigir grandes cambios, sobre todo de mentalidad.

Si descubrimos lo que somos, si lo aceptamos, si lo comprendemos, no solo ajustaremos nuestra vibración con el entorno, sino que entenderemos más nuestro origen y también hacia dónde vamos como grupo humano.

El Espacio KAOS nos envuelve, nos compenetra, nos condiciona y, sin que nos enteremos, nos dirige hacia un fin que está vinculado a nuestro origen, a nuestro origen como especie.

Todos los cambios que se avecinan, y que ya empezaron, pondrán a prueba a la humanidad, por eso la comprensión de que somos parte del cambio, de que somos de la misma sustancia que las fuerzas que provocan el cambio, de que somos vidas Kaos, facilitará el desarrollo y el desenlace de lo que inevitablemente vamos a vivir.

En el Espacio KAOS las vidas son conscientes de sí mismas, de su razón de ser y de existir, de su pasado y de su futuro. Esa consciencia es esencial en el desarrollo de una vida Kaos.

En el Espacio KAOS las vidas no son manipuladas por los que ofrecen promesas de un mundo mejor bajo un orden imposible. Todos sabemos que son promesas falsas, vacías, carentes de sentido y que sólo sirven para que los que las ofrecen mantengan sus posiciones de poder, aunque su incapacidad sea manifiesta. Una vida Kaos no cae en la tentación de una existencia cómoda y fácil, porque sabe que eso es una ilusión y va en contra del mismo desarrollo de la Vida.

En el Espacio KAOS las vidas viven la aventura de la Vida, sin limitaciones, porque vivir es una preciosa aventura que te aporta libertad y experiencia. Una vida plana, previsible y ordenada es la negación del principio básico de la evolución, es el estancamiento, es la muerte.

Vivimos unos tiempos en los que Kaos está “destruyendo” el orden establecido y, con ello, colocando a la humanidad ante una situación nunca antes vivida y que va a exigir grandes cambios, sobre todo de mentalidad.

En el Espacio KAOS la Vida se desarrolla bajo un patrón que está contemplado en la Ley Natural, sólo si nos apartamos de la Ley Natural perderán sentido nuestros actos. Es como si nos metemos en el mar ignorando al mar, como si subimos a las montañas ignorando a las montañas. Y eso, como sabemos, ocurre con demasiada frecuencia.

Es sencillo de entender, porque sólo hay que observar cómo funciona el planeta, cómo funciona la Naturaleza, cómo funciona todo lo que sigue la Ley Original. La Ley Natural existe y punto, se expresa y punto, no contempla al ser humano, porque es el ser humano el que tiene que ajustarse a ella, el que tiene que “transformarse” en ella, el que tiene que evolucionar en ella.
El único “enemigo” que tiene el ser humano es él mismo, porque aún vive bajo la ignorancia, bajo el egoísmo, porque se cree superior a todo, el “rey de la creación”, como se suele decir, y no comprendió cuál es su papel, su lugar en este Espacio KAOS, que es nuestro Planeta Tierra.
Por todo ello, la humanidad está pagando un gran precio en dolor, en retención, pero poco a poco van surgiendo hombres y mujeres que se rebelan contra el orden establecido y defendido por los que se benefician de él, se nutren de él y se pierden con él.
Somos vidas KAOS sobreviviendo en un Espacio KAOS, y debemos comprender ya que sólo falta que reajustemos nuestros valores, nuestros principios, nuestras ideas, nuestros sueños, para que se ajusten definitivamente a las “condiciones” del Espacio que nos rodea y nos compenetra.

Somos como las olas del mar, como las más altas montañas, como las nubes del cielo, como el agua, el aire, la tierra y el fuego. Somos eso y mucho más, somos criaturas mentales, que tienen que descubrir la Mente, que tienen que aprender la Mente, que tienen que nacer a la Mente.

Pero nacer a la Mente significa nacer a la comprensión y al conocimiento de Kaos, a su realidad, a sus leyes, a su omnipresencia.
Y eso es el futuro, un futuro para el que hay que empezar a prepararse, porque los cambios y las enseñanzas ya están ahí, ya están entre nosotros. Y la primera condición que debemos de cumplir es la Unidad, entre la familia humana y con la Vida que nos rodea.
Y quien así lo haga conocerá lo que es la verdadera Libertad y se asomará a comprender lo que es el verdadero Poder. Y al mismo tiempo descubrirá la gran mentira que es Orden, aunque hasta ahora imprescindible para que la humanidad despierte y comprenda cual es en verdad su naturaleza, cual es su futuro.
No es difícil, lo tenemos escrito en nuestros genes.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 16 Promedio: 4.8)

Más del autor /a

Guerra entre poderes

Miedo a la Verdad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimos artículos