Surcando las aguas. Club Remeros del Eo.

0
324
Sergio García y Pelayo Hevia, del Club Remeros del Eo.
Sergio García y Pelayo Hevia, del Club Remeros del Eo. Foto: J. Manuel A. de la Linera
[Total:0    Promedio:0/5]

En las orillas del Eo, el remo nació como necesidad de transporte y herramienta de trabajo, y más tarde se convirtió en una disciplina deportiva. Hoy el Club Remeros del Eo navega por las plácidas aguas del reconocimiento que se les brinda a sus excelentes remeros, que participaron en 2008 en 54 competiciones.
José Manuel Alvarez de la Linera, presidente del Club, resume las características del Eo para la práctica del remo y apunta las cualidades necesarias para ser un buen remero:
-¿Qué características ofrece el río Eo para practicar este deporte?
-El río Eo ofrece buenas condiciones para la práctica y el disfrute del remo. Tiene localizaciones idóneas para el desarrollo de competiciones, tanto de remo olímpico como de remo tradicional. Nosotros tenemos un campo de entrenamiento de doce kilómetros de longitud desde Abres hasta el Puente de los Santos -en la desembocadura de la ría-, que es idóneo si acompañan las condiciones climatológicas. Pero las últimas dos décadas, debido a la despreocupación de las administraciones, se ha incrementado notablemente el aporte de lodos en toda la zona del muelle nuevo de Vegadeo y también hacia Castropol. Lo cual dificulta la navegación y también la práctica del remo deportivo.
-¿Por qué el remo atrae a tantos jóvenes?
-Por el contacto con la naturaleza y la práctica de una disciplina que les posibilita alcanzar altas cotas deportivas que con otro deporte no lograrían, como es la participación en competiciones de carácter internacional o en los Juegos Olímpicos.

‘A los jóvenes les atrae el remo por el contacto con la naturaleza y porque permite alcanzar altas cotas deportivas’

-¿Qué es necesario para dejar de remar como hobbie y hacerlo como una disciplina deportiva?
-Las únicas características necesarias para practicar el remo son saber nadar y trabajar. La diferencia entre el hobbie y la alta competición es el tiempo que le dediques. Lo que no se puede pretender es que con muy poca dedicación o muy poco trabajo, se llegue a ser campeón nacional u olímpico.
-Dos deportistas del club participaron recientemente en la Regata Internacional de Munich. ¿Es fruto de un esfuerzo individual y también colectivo?
-Es un reconocimiento al trabajo realizado fundamentalmente por esos deportistas dentro del Club. Lo importante para la entidad es que es el quinto año consecutivo que se consigue que algún integrante vaya a esa competición, que es la más importante de Europa para remeros de esa edad. La primera vez fue en 2005 y desde entonces hasta ahora siempre hemos logrado que haya representación de Asturias, y concretamente de Vegadeo.
-También han participado en los últimos Juegos Paralímpicos. ¿Desde el club se fomenta la accesibilidad?
-El único representante español en los Juegos Paralímpicos fue un remero de Vegadeo, Juan Pablo Barcia Alonso. Ese es uno de nuestros principales programas, aunque no hay tantos discapacitados en la comarca. Actualmente estamos desarrollando desde el Club una campaña en todo el Estado para fomentar el remo en personas discapacitadas. §

El origen del remo en Vegadeo
Miembros del Club Remeros de Eo. Entre las palas, José Manuel Álvarez de la Linera presidente del Club, y Juan Pablo Barcia Alonso, remero paralímpico.
Miembros del Club Remeros del Eo. Foto: Valvanera
En palabras de Alvarez de la Linera, «El origen de la práctica deportiva del remo en el Eo arranca con los pescadores de Abres, que tenían que salir por las mañanas para llegar los primeros a los caladeros. Y por la tarde volvían a tener otra regata para llegar los primeros a la rula que había en Abres para vender mejor su producto. En aquel momento la fuerza motriz era el remo. Rememorando esa circunstancia, se instaura en 1954 el Descenso del Eo en Bateles, que transcurría desde La Isla (en Abres), hasta el puente Príncipe Alfonso -desde 1980 la meta está en el muelle nuevo de Vegadeo-.
Más concretamente en la villa de Vegadeo, la práctica deportiva del remo comienza en la década de los 50. Fundamentalmente participaba gente que trabajaba en la extracción de arena en la ría -que entonces se sacaba a mano y se remolcaba a tierra a propulsión de remo-, y también quienes de una u otra manera estaban vinculados a la ría. De esa manera, basándose fundamentalmente en el remo como elemento del trabajo, fueron surgiendo las regatas deportivas. En esa primera etapa, el mayor logro deportivo del Club Remeros del Eo fue la consecución de una medalla de bronce en el Campeonato de España disputado en Castropol en 1964.
Luego el club desapareció durante la década de los 70, hasta que en 1980 un grupo de gente joven -sin ninguna vinculación con aquella tradición anterior- arrancó con un nuevo club, con la misma denominación pero con otras ideas. Deseaban mantener la tradición del remo en banco fijo, el remo tradicional, pero ya apostando claramente por el remo olímpico. Así, en enero del 80 se comenzó la práctica del remo como actividad exclusivamente deportiva». §

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí