Raquel Agúndez, presidenta de la FEFAPA. “Con el flag football ejercitas cuerpo y mente”

0
178
Raquel Agúndez, abajo y en el centro, con otras componentes del equipo de flag football Foxes 82
Raquel Agúndez, abajo y en el centro, con otras componentes del equipo Foxes 82 / Fotos cedidas por Raquel Agúndez
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 4.5)

Mejorar y crecer es lo que ha hecho hasta el día de hoy con su equipo de flag football, las Foxes 82. Ahora, Raquel Agúndez inicia una nueva aventura poniéndose a la cabeza de la Federación de Fútbol Americano del Principado de Asturias (FEFAPA). Los objetivos siguen siendo los mismos: hacer evolucionar la práctica de un deporte que ama.

Tiene 30 años y compagina su pasión, el flag, con su ocupación laboral; lo cual no ha sido impedimento para que en su palmarés figuren cuatro campeonatos de España y un título europeo por clubes con su equipo Foxes 82, una medalla de bronce en el campeonato de Europa de 2017 y otra presea de oro en el último campeonato continental disputado en Jerusalén en 2019 con la selección nacional de flag football.

-¿Cómo llega el fútbol americano a tu vida?
-A través del novio de una amiga mía que jugaba al fútbol americano con contacto en los Gijón Mariners. Íbamos todos los domingos a verlo jugar siempre que competían en Gijón, y en una ocasión le preguntamos si tenían equipo femenino, a lo que nos respondió que sí pero que no jugaban con contacto, hacían flag y decidimos probar. Eso fue en 2013 y hasta hoy. Empecé en los Gijón Mariners y al año siguiente creé con otras amigas el Club Foxes 82.

“Hablé con el resto de clubes de Asturias y con gente que estaba metida en la asamblea, les dije que me presentaba pero que necesitaba que me echaran un cable para que las iniciativas salieran adelante, con lo cual al final no es una candidatura solo mía”

-¿Qué te lleva a presentar tu candidatura a la Federación?
-Sobre todo la necesidad de mover iniciativas para hacer cosas nuevas como, por ejemplo, impulsar la formación técnica de jugadores. La Federación se había estancado un poco en organizar la Liga, y todos teníamos ganas de hacer otras cosas más allá de la Liga, entre ellas organizar clinics. El anterior presidente llevaba ya ocho años al frente, estaba cansado y con razón, porque nadie cobra por esto, lo haces por amor al arte. Hablé con el resto de clubes de Asturias y con gente que estaba metida en la asamblea y les dije que me presentaba pero que necesitaba que me ayudaran, que me echaran un cable para que las iniciativas salieran adelante; con lo cual, al final no es una candidatura solo mía sino que es de todos los clubes.

-¿Cuántas fichas federativas hay hoy en día en Asturias?
-Es muy complicado, ahora mismo que estamos en tiempos de pandemia no llegamos a 250. En condiciones normales, 300 fichas como mucho.

“En la actualidad, en EE.UU. han incorporado el flag como deporte escolar al mismo nivel que el fútbol americano y eso va a dar mucha proyección a los que lo practicamos”

-En los colegios de Estados Unidos hay más niños practicando flag football que fútbol americano, que es el deporte estrella.
-El flag se crea para que niños con seis, siete u ocho años no se peguen hostias con casco. Aprendiendo el flag incorporan todos los conceptos básicos del fútbol americano, saben cómo recepcionar el balón, cómo interceptarlo, incorporan jugadas… de esta manera cuando ya tienen edad suficiente para jugar con contacto solo tienen que ponerse las protecciones y ya está, porque al final el fútbol americano allí es el deporte estrella. Lo que vemos en las películas sobre los colegios y el fútbol americano es cien por cien real. En EE.UU., en un pueblo como puede ser Gijón, en medio del desierto, los institutos y colegios se vuelcan organizando diferentes ligas. En la actualidad, han incorporado el flag como deporte escolar al mismo nivel que el fútbol americano y eso va a dar mucha proyección a los que lo practicamos. Luego, cuando dan el salto a las universidades ya son semi profesionales con estadios alucinantes llenos. No me imagino aquí al equipo de la Universidad de Oviedo jugando contra la Universidad de Madrid en un estadio como el Santiago Bernabéu lleno a reventar. Los equipos de fútbol americano no tienen equipos inferiores porque su cantera, por así decirlo, son las universidades y con ellas hacen el negocio. Por otro lado, las universidades, gracias al apoyo económico de los clubes, pueden ofrecer becas universitarias que también es una forma de hacer que la gente estudie. Cuando deporte y educación van de la mano siempre es bueno.

-¿Con qué ayudas cuenta el flag?
-Con muy pocas, las subvenciones de los ayuntamientos y del Principado. Patrocinadores hay pocos y esa es una labor que tenemos que encarar, buscar patrocinadores, teniendo en cuenta cómo está la situación actual.

“Cuando deporte y educación van de la mano siempre es bueno”

-¿Cómo está a nivel nacional?
-Es un deporte en el que todos nos llevamos muy bien en todas las categorías y en toda España. En Andalucía está habiendo un repunte increíble; en Madrid hay mucho nivel así como en Canarias, y poco a poco están saliendo cada vez más equipos y gente con mucha calidad. La selección nacional femenina es campeona de Europa y la masculina es quinta.

-¿Con qué se va a encontrar alguien que se inicie en la práctica de este deporte?
-Se va a encontrar con un deporte inclusivo. Tanto si eres chico como si eres chica puedes jugar en cualquier equipo porque son mixtos, con un buen rollo máximo y donde siempre vas a participar, no como en otras disciplinas en las que ya sabes quién va a jugar porque solo hay tres cambios. En el flag estás entrando y saliendo todo el rato como ocurre en el baloncesto. Es muy activo y te permite conocer a un montón de gente al poder participar en torneos. Es muy divertido, y además de ejercitar el cuerpo también entrenas mentalmente porque es muy estratégico; te tienes que adelantar a la jugada del rival, engañarlo, hacer que piense que vas a hacer una cosa y hacer otra. Por así decirlo es un cara a cara contra alguien en el cual tienes que estar innovando continuamente dentro del campo.

Torneo de la Big Bowl en Frankfurt, Alemania
Raquel Agúndez en un torneo de la Big Bowl en Frankfurt, Alemania

-¿Se puede practicar con cualquier tipo de complexión física?
-En fútbol americano con contacto puede haber gente más variada físicamente, unos más altos, delgados, gorditos… sin embargo en flag necesitas ser ágil, alto y rápido, sobre todo de mente aunque también de pierna. A una persona con una complexión física más gruesa en principio le costará más encajar en este deporte porque tiene que salir a correr muy rápido. En fútbol americano con contacto la gente más gruesa está en la línea de defensa o de ataque, que es la muralla que protege al quaterback, y su posición es tan importante como la del que anota el touchdown.

“Como este deporte es mixto, al final te vas a enfrentar con chicos más altos y más rápidos que tú pero no es algo de lo que yo me preocupe cuando juego. Hay cosas más importantes que ser superior físicamente”

-Al ser el flag un deporte mixto ¿se dan diferencias a la hora de jugar con chicos?
-Las categorías son mixta y femenina, no hay categoría masculina, con lo cual cualquier chica que quiera jugar y vaya a un club que no tenga equipo femenino puede jugar con los chicos, así que no hay excusas. Obviamente hay diferencia cuando nos enfrentamos a un equipo netamente masculino.

Nosotras durante tres años estuvimos competiendo en la Liga Open que es mixta y en dos temporadas quedamos cuartas siendo siete equipos. Al final, siempre te vas a enfrentar con chicos más altos, con lo cual si tiran un balón alto por mucho que tú saltes él va a saltar más y luego, corriendo en recto como sea un chico superior físicamente te va a superar, pero no es algo de lo que yo me preocupe cuando juego. Hay cosas más importantes que ser superior físicamente. Yo les digo a mis compañeras que si nosotras tenemos un sistema de juego en defensa y lo hacemos bien, a mí me vale. Si cuando el balón sale de la mano del quaterback hacia el receptor tú ya estás encima de él, y si has estado cubriéndole e incluso le has robado el flag, aunque acabe recepcionando por ser más alto, has hecho tu trabajo correctamente, has cumplido y solo te queda aplaudir. A mí me molesta más hacer mal una cobertura, planear erróneamente una estrategia o no hacerla y dejar al rival totalmente solo; esto te puede pasar jugando contra chicos o chicas. Las condiciones físicas entre hombres y mujeres son diferentes; ellos son más fuertes y más rápidos, contra eso no puedes luchar, pero a mí realmente no me preocupa.

-¿La práctica de este tipo de deportes conlleva riesgos de lesión?
-Sí, en el fútbol americano hay lesiones después de llevar a lo mejor más de diez años llevándote golpes y también dependiendo de la posición en la que se juegue; eso sí, los cascos cada vez están mejor preparados y los jugadores saben cómo pegarse mejor para no hacerse daño. En el flag nosotros sufrimos más en las rodillas, sobre todo por los cortes, porque te paras en seco o cambias repentinamente de dirección y ahí es cuando sufre la articulación. Realmente los contactos en fútbol americano sobre un jugador que va corriendo con el balón no son tan lesivos. Es más perjudicial el daño que te puedas hacer tú solo en un corte o giro repentino que cuando te dan un golpe, por eso hay que enseñar bien a los chavales y en general a la gente que juega al fútbol americano e inculcar unas buenas técnicas, porque cuanto mejor sea tu técnica de placaje menos daño le vas a hacer al rival. Al final es lo que necesitamos y a lo que tenemos que aspirar.

“El flag football es muy divertido y además de ejercitar el cuerpo también vas a entrenar mentalmente porque es muy estratégico”

-¿Cuándo crees que el flag será deporte olímpico?
-No sé cuándo, pero tarde o temprano se va a conseguir. Se están dando pasos concretos para que se haga realidad como, por ejemplo, el hecho de que muchos deportistas que no llegan a la NFL o que ya no quieren seguir llevando golpes y quieren seguir practicando este deporte deciden practicar flag, con lo cual ahora en América han creado una liga de flag semiprofesional y esto ya es un paso.

Otro paso es que han hecho que sea un deporte escolar y universitario como puede ser el fútbol americano, y un tercer paso es que la Asociación de Fútbol Americano está invirtiendo cinco millones de euros en el flag femenino.
El año que viene, en 2022, en los juegos mundiales que tendrán lugar en Alabama, ya han incluido el flag, con lo cual ya lo están vinculando con deportes que no son olímpicos en esta ocasión pero que en otras citas sí lo han sido.

Fox 82, equipo femenino de Flag Football de Gijón

-Eres fundadora del equipo Foxes 82, ¿cómo nació y por qué ese nombre?
-Nace con dos chicas que eran de Gijón pero que jugaban en un equipo de Oviedo, y como les parecía pesado desplazarse todos los días para ir a entrenar nos propusieron a mí y a otras chicas crear uno en Gijón. Por otro lado, se dio la casualidad que unos chicos que se habían desvinculado del equipo Gijón Mariners crearon un club con un equipo de flag y hablando con ellos nos propusieron ser el equipo femenino de su club. Creamos Foxes, el nombre es por el animal, el zorro, y lo del número 82 surgió porque en el momento que se cerraba el plazo para inscribir los equipos a la liga, estas dos chicas estaban con la selección nacional y en la localidad de Pinto iban a un bar que se llamaba El 82, y decidieron poner el nombre haciendo referencia al bar.

-En 2015, en vuestra primera participación, ganáis la Spanish Flag Bowl y también en 2016, 2017 y 2018. ¿Qué os hace tan buenas para ganar a equipos con más recorrido?
-En Foxes 82 hay gente con una historia deportiva muy potente, chicas que venían del baloncesto, del balonmano o de natación, y eso hace que entiendan un deporte mucho más rápido que gente que empieza de cero en el fútbol americano, a las que les cuesta más porque primero tienen que aprender la normativa y luego entender el juego. Les lleva tres o cuatro meses hasta que ven cómo va.

Por otra parte, el mismo año que nos creamos, dos de las chicas participaron en el Mundial y absorbieron mucha información sobre este deporte en cuanto a estrategia, cuando volvieron nos lo transmitieron al resto de compañeras y eso hizo que mejorásemos mucho. Y por último, el hecho de que nosotras como equipo nunca hemos parado, siempre hemos ido a torneos internacionales, hemos jugado muchísimo y entrenado un montón, y eso hace que corrijas más tus errores y estés más alerta ante lo que pueda pasar. A día de hoy, todos los equipos están a ese nivel. Todos viajan los fines de semana, a veces incluso a torneos en Alemania u Holanda y eso te hace aprender muchísimo, porque juegas contra otros equipos que te plantean situaciones que no se dan aquí.

“Siempre es bonito ir con la selección porque disfrutas de tu deporte al máximo nivel con la gente que también ama esto”

-¿Cómo es la experiencia de jugar con la selección nacional?
-De lo mejorcito, porque no solo es practicar el deporte que más me gusta al mejor nivel, sino también el poder estar con compañeras de diferentes sitios de España y disfrutar de la concentración. Jugar con ellas siempre es un regalo y lo que te da ir a un campeonato de Europa como, por ejemplo, el de Israel es algo increíble. Siempre es bonito ir con la selección porque disfrutas de tu deporte al máximo nivel con la gente que también ama esto.

-¿Cómo están las competiciones en estos tiempos de pandemia?
-Ahora mismo está todo parado menos el fútbol americano con contacto en serie A, que sería por así decirlo la primera división, el resto de competiciones están paradas. Nuestro equipo en la actualidad no tiene un sitio donde entrenar; por otro lado tenemos gente en Oviedo y con las restricciones era muy complicado que pudieran venir pero espero que pronto consigamos un sitio donde entrenar, ponernos unos horarios y ponernos serios. La Federación está activa, estamos organizando las ligas y van a salir adelante.


¿Qué es el flag football?

El Fútbol Bandera o flag football, como se conoce en EE.UU., es una modalidad del fútbol americano que no tiene los fuertes contactos físicos de este deporte. No hay placajes, en su lugar los jugadores tienen que robar uno de los dos pañuelos o banderas (flag) que los contrincantes llevan colgados de un cinturón. Prácticamente esta es la única diferencia con el fútbol americano aparte del número de jugadores, que puede variar según el lugar donde se practique.
Su origen se remonta a finales de la década de los años 30 y principios de la década de los 40, cuando los soldados americanos que se preparaban para participar en la Segunda Guerra Mundial practicaban este deporte evitando así lesiones que les impidiesen sumarse al combate.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí