El legado de las mujeres

0
52
Mapa de Escritoras del Principado de Asturias
Mapa de Escritoras del Principado de Asturias / Imagen: www.legadodelasmujeres.es
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 4.5)

En 2019 un grupo de profesores de Secundaria de varias comunidades -entre ellas Asturias-, decide crear la asociación El legado de las mujeres en España para subsanar la ausencia femenina en los libros de texto y el currículo de Secundaria. Observaron que la presencia de la mujer en los manuales era de un escaso 7,6%. Para acabar con esa visión distorsionada de contar la historia decidieron crear -con el resultado de sus investigaciones- una base de datos gratuita que se pudiera consultar online con la vida y obras de mujeres silenciadas para ser utilizadas en las aulas por materias y niveles. Con esta iniciativa no pretendían crear una historia feminista como llegaron a decir algunos, sino rigurosa, científica y completa, en vez de la visión mutilada que tenemos en la actualidad.

La asociación en Asturias también se puso manos a la obra. El pasado mes de mayo en la Biblioteca Ramón Pérez de Ayala en Oviedo se presentaba el primer mapa de escritoras del Principado que recuperaba el legado y aportación de 79 mujeres con sus obras y su perfil lo más completo posible. Este ha sido solo el comienzo y no solo en el terreno de la literatura.

La historia, escrita siempre por los hombres, no puede engullir la labor de tantas y tantas mujeres silenciadas no solo en el campo de las letras sino de la ciencia, del arte, de la política, de la vida en general. Es como si la mitad de la humanidad hubiese sido una mera espectadora de los acontecimientos y hubiera pasado de puntillas por los siglos de los siglos. Es una necesidad social e histórica recuperar el legado y la aportación ‘silenciosa’ de las mujeres. Recuperar el pasado para poder construir el futuro. Un futuro que cuesta trabajo visualizar cuando vemos también que la crisis castiga más a las mujeres que a los hombres.

Asturias redujo en 2021 el número de personas en riesgo de pobreza o exclusión social, una situación que afecta al 26,3% de población y que se intensifica en el caso de las mujeres y las zonas rurales, según el informe de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza en Asturias. A pesar de esta mejoría -gracias al “escudo social” puesto en marcha por el Gobierno del Principado-, 6.000 asturianas se han incorporado a esta lista de pobres mientras que 10.700 hombres la han abandonado. El informe señala que una de cada cuatro se tiene que arreglar con menos de 740€ al mes, una situación que también afecta a sus hijos. La pobreza femenina está concentrada en los hogares monomarentales, lo que tiene una incidencia directa en la más lacerante y limitante de todas las pobrezas, la infantil. Traducido en cifras, un 30,6% de asturianos menores de edad están en riesgo de pobreza o exclusión social. La huella se hace más profunda en el medio rural.

Hace tiempo que oímos hablar eso de que la pobreza tiene nombre de mujer, pero en aquel momento se hablaba de Latinoamérica, de África, pero nunca de España. Sin embargo, aquí estamos; nuestro país es el quinto con mayor privación material social y severa, solo por detrás de Rumanía, Bulgaria, Grecia o Hungría, según dicho informe. Y ¿por qué las crisis golpean más a las mujeres que a los hombres? Principalmente por causas estructurales vinculadas a las desigualdades de género. Si hombres y mujeres tuvieran el mismo acceso al empleo, cobraran la misma retribución por el mismo trabajo, hubiera un reparto de tareas del hogar y se reconocieran y valoraran los cuidados no remunerados y el trabajo doméstico, otro gallo cantaría.

Hay un dato que recoge un informe de Amnistía Internacional que me parece muy descriptivo: “Aunque las mujeres realizan el 66% del trabajo en el mundo y producen el 50% de los alimentos, solo reciben el 10% de los ingresos y poseen el 1% de la propiedad”. Desolador, ¿verdad?

No podemos salir de esta crisis sin contar con el 50% de la humanidad. La Red de Lucha contra la Pobreza, formada por 21 organizaciones que trabajan directamente con los necesitados, así como el resto de los compañeros en toda Europa, plantean un pacto de Estado por la inclusión. Su propuesta es que el porcentaje del presupuesto social se eleve al 27%

Gobiernos, empresas, ciudadanía, organizaciones… todos nos deberíamos de involucrar y colaborar para que este cambio sea posible. Porque sin igualdad no hay desarrollo y tampoco evolución. Sin igualdad, no hay futuro.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí