Kikiricoop, cooperativa neopaisana

0
745
Equipo Kikiricoop
Equipo Kikiricoop (de izda a dcha): Sergio, informático y cocinero; Verónica, antropóloga y master en Agroecología; Guillaume, responsable de la huerta; María, fotógrafa e Íñigo (sentado), historiador y cocinero / Foto: María Arce
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

La cooperativa Kikiricoop es el paraguas legal que da cobertura a dos proyectos: El catering ecológico Con-Fusión Comidas y Asturcilla, una crema de cacao y avellana ecológica para chuparse los dedos. El alma de todo este entramado son cinco amigos que decidieron colgar el asfalto e irse a vivir al campo, habitar el mundo rural y hacerlo de manera sostenible. Una filosofía que aplican a todo en lo que participan, que es mucho. Su cuartel general está en el vivero de empresas de Cabranes, desde allí producen para toda España. Verónica Sánchez, es una de las socias de esta cooperativa.

-¿Qué es Kikiricoop y cuándo nace esta iniciativa?
-Es una cooperativa de trabajo asociado, fundamentalmente, que nace en 2016. Los cinco socios que la formamos teníamos una filosofía común, trabajar dentro de la soberanía alimentaria aprovechando los recursos locales y con enraizamiento en la zona rural asturiana, eso unido a una voluntad de trabajo cooperativo. Tenemos en marcha dos proyectos: Asturcilla, que empezó tratando de recuperar el aprovechamiento de la avellana asturiana, un cultivo cada vez más abandonado en nuestro entorno a pesar de su gran valor nutritivo y ambiental; y Con-Fusión Comidas, un catering de comida local, ecológica, con tendencia a la comida vegetariana que fusiona comida tradicional con la internacional. Para poder elaborar todo esto cumpliendo los criterios sanitarios necesitábamos un obrador y lo instalamos en Cabranes.

Asturcilla, crema de avellanas ecológicas y cacao
Asturcilla / Foto: Kikiricoop s coop

-¿Por qué elegisteis este concejo?
-Aunque no éramos de allí sí vivíamos todos más o menos por la zona. Coincide que en Cabranes hay un vivero de empresas y allí encontramos una nave que luego acondicionamos como obrador que no hallamos en otro sitio. Y como valor añadido, al lado tiene una escuela rural que nos viene muy bien porque tenemos niños en edad escolar. Todo ello junto nos convenció.

-¿Me podrías resumir vuestra filosofía de vida?
-Queríamos tener una actividad económica que también generara beneficios sociales y medioambientales y entendemos que, en la Asturias de hoy, con la crisis climática y sanitaria, los sistemas alimentarios locales son parte de la solución. El que la comida no viaje miles de kilómetros ayuda a mantener en nuestro caso el tejido productivo local en el mundo rural y eso ayuda a mantener también los ecosistemas vivos. En el caso de Asturcilla, la avellana es de aquí, la leche ecológica de Nava, el aceite de girasol ecológico viene de Burgos y el cacao y la panela proceden del comercio justo. En el caso de Con-Fusión comidas el compromiso es mucho mayor. ¿Qué más cosas son importantes para nosotros…? Pues la colaboración con otras entidades, el trabajo en red, apoyo mutuo y economía feminista.

“Como teníamos peques menores de la edad escolar pues una persona de la cooperativa cuidaba a todos los niños para que el resto pudiéramos trabajar. Y al que le tocaba cobraba exactamente igual que si hiciera otro trabajo”

-¿Qué quieres decir con economía feminista?
-Nuestro actual sistema económico no reconoce los trabajos reproductivos, ni de cuidados entre otras muchas cosas. Nosotros, aquí en la cooperativa, hemos intentado mejorar las bajas tanto por maternidad como por paternidad, también por enfermedad y durante tres años tuvimos servicio de cuidado de niños por turnos. Como teníamos peques menores de la edad escolar pues una persona de la cooperativa cuidaba a todos los niños para que el resto pudiéramos trabajar. Esa tarea normalmente se invisibiliza y acaban haciéndola personas que no cobran por ello, abuelas, parejas, etc. Quisimos romper con eso y al que le tocaba cuidar de los niños cobraba exactamente igual que si hiciera otro trabajo. Ahora con los críos más mayores ya no lo hacemos salvo en vacaciones, pero mientras duró fue algo muy importante para nosotros.

-¿De qué manera os afectó esta pandemia?
-La supresión de eventos nos dejó en estado de shock ya que nosotros somos un catering que hacía muchas cosas: talleres de verano con los niños, encuentros, congresos, fiestas al aire libre, campamentos… todo eso cayó y tuvimos cero facturación. Asturcilla tuvo también un bajón en las ventas, perdimos las ferias, los mercados, pero conseguimos mantenernos. Al ser actividad esencial pudimos seguir trabajando, así que nos reinventamos. Hemos invertido en una tienda online, elaboramos comida a domicilio con la cesta “neopaisana” y nos relacionamos con muchos productores: Bioastur, cooperativa ecológica de carne de ternera; Funginatur, que cultiva setas shiitake aquí al lado; leche ecológica de Nava…, la mayoría de los proveedores son locales.

“La supresión de eventos nos dejó en estado de shock ya que somos un catering que hacía muchas cosas. Eso nos obligó a reinventarnos. Así nace la cesta neopaisana”

-¿En qué consiste vuestra cesta ‘neopaisana’?
-Es como la cesta de verduras semanal solo que con platos elaborados para toda la semana: legumbres, cremas de verdura, carnes y platos preparados en frío y envasados al vacío que tienen una duración de entre dos y tres semanas. Comida casera y saludable envasada en raciones individuales, en tarros de vidrio retornables, que no lleva aditivos ni conservantes. Son platos muy cuidados, hechos con mimo, una cocina de confianza, la misma que damos de comer a nuestros hijos. Lista para calentar y servir. Tenemos una carta con veinticinco platos que varía según la estación. Además de comida para toda la semana puedes adquirir otros artículos de productores de nuestro entorno: artículos de higiene y cosmética natural, cerveza artesana, pan y croissants caseros, algunos artículos de regalo, verduras de nuestra huerta… y por supuesto, Asturcilla.

Cesta Neopaisana de Kikiricoop
Cesta Neopaisana / Foto: Kikiricoop s coop

-¿Por qué ‘neopaisana’?
-Porque la hemos creado personas que volvemos al campo, a la Asturias rural y apostamos por una economía justa y sostenible. Cuando alguien compra uno de nuestros productos está haciendo algo más que comprar ecológico, apoya un mundo rural vivo, productos de proximidad y soberanía alimentaria.

-Y Asturcilla, ¿dónde se puede adquirir en este momento?
-En nuestra web y en más de cien tiendas de comercio local, ecológicas, gourmet, de productos asturianos. Y en la medida en que vayan cambiando las circunstancias, en mercados o ferias. También vendemos a grupos de consumo. Como novedad, después de mucho esfuerzo e investigación, hemos conseguido aumentar su caducidad a cuatro meses y ello sin aditivos.

www.confusioncomidas.comwww.asturcilla.comf-facebook: Kikiricoopf-facebook: Confusión Comidas

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí