18.6 C
Oviedo
domingo 16, junio 2024

Turismo Ornitológico en la ría del Eo. Observar aves

Lo más leído

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

En las estaciones frías, uno de los mayores atractivos que ofrece la ría del Eo es la observación de pájaros, que vienen a pasar el invierno. Provistos de una guía, prismáticos y mucha paciencia, se les puede ver fácilmente, como informa Gilberto S. Jardón, biólogo y experto ornitólogo.

-¿Qué tipo de aves podemos avistar en la ría del Eo, con la llegada del otoño?
-Aunque pueden verse aves durante todo el año, la ría del Eo es fundamentalmente un lugar de invernada para las aves. A finales de verano comienzan a llegar algunas como las gaviotas reidoras y en otoño comienza la entrada de limícolas y patos. La ría les ofrece refugio y alimento. En cuanto a las especies, la ría destaca por los patos: Ánade Azulón, Ánade Rabudo, Silbón Europeo y Cerceta Común son los más abundantes. De las gaviotas las más frecuentes son la Gaviota Reidora, Gaviota Patiamarilla, Gaviota Sombría y Gavión Atlántico. Son también muy visibles la Garceta Común, la Garza real o el Cormorán Grande y en cuanto a los limícolas el Correlimos Común, Zarapito Real, Zarapito Trinador, Archibebe Claro…

-¿Qué horas son las mejores para ver aves, qué material debemos llevar y qué actitud tomar?
-El mejor momento depende de la marea. En bajamar las aves se encuentran excesivamente lejos. Por ello lo ideal es comenzar a media marea y esperar a la pleamar. De este modo las aves irán aproximándose poco a poco. En general es mejor la mañana que la tarde y, si pensamos visitar más de un lugar, es recomendable comenzar en la orilla asturiana: tendremos siempre la ría a nuestra derecha y el sol no nos molestará. En cuanto al material es imprescindible llevar unos prismáticos y si se dispone de telescopio terrestre mejor aún.

«En la ría del Eo, lo ideal es comenzar la observación de aves a media marea y esperar a la pleamar»

-Si no nos acompaña un experto ornitólogo, ¿podremos distinguirlas claramente?
-No es imprescindible, ya que la mayoría de las aves que podemos ver en el Eo pueden diferenciarse con ayuda de una guía de aves. En el mercado existen en cantidad y calidad.

Aguja Colipinta macho en plumaje nupcial, fotografiada en el paso de primavera hacia sus lugares de reproducción. Ría del Eo.
Aguja Colipinta macho en plumaje nupcial / Foto: Gilberto S. Jardón

-¿Qué aporta la observación de aves a quien la practica?
-Sin duda la paciencia y la capacidad de observación son dos cualidades que mejoran con la observación de aves. Es necesaria mucha paciencia, y la obligación de fijarse en los detalles para diferenciar especies similares aumenta enormemente la capacidad de observación.

-¿En qué estado se encuentra la ría del Eo actualmente? ¿Podría mejorarse el hábitat para las aves?
-En los últimos años la situación de la ría ha sufrido un deterioro evidente. La ocupación por rellenos y las obras han supuesto un aumento de la superficie arenosa con la pérdida de praderas submarinas de alga Zostera y la consecuente reducción del alimento para las aves. Los patos buceadores como el Porrón Europeo y la Focha Común han desaparecido, mientras que el resto de los patos ha disminuido hasta la mitad aproximadamente de lo que era habitual en los años 80. Los cultivos de moluscos suponen también una ocupación de suelo importante.
La mejora de la ría pasa en primer lugar por evitar que continúe deteriorándose. A medio plazo podrían estudiarse mejoras que permitiesen el aumento de las aves nidificantes, que ahora mismo y con seguridad se limita al Ánade Azulón.

-¿Puede convertirse la ornitología en un recurso turístico?
-Es difícil que por sí sola lo sea, ya que en España hay muy escasa tradición y los visitantes de países como Inglaterra, con gran tradición en este sentido, se decantan por zonas como Extremadura o Andalucía. Pero puede llegar a ser un complemento importante.

-¿Qué habría que tener en cuenta para que el turismo de este tipo no interfiriera en la vida normal de las aves, y con el tiempo abandonaran el lugar?
-Con un mínimo de conciencia cívica es difícil que el turismo de observación interfiera en la vida de las aves. Sería necesaria una afluencia muy masiva de visitantes. El resto de actividades no interfieren en verano, pero la navegación debería regularse en invierno, ya que sí puede ser fuente de molestias.

Por último, ¿por qué cree que la ornitología genera adicción?
-No podemos olvidar que las aves pueden desplazarse a muchísima distancia. En la ría se han registrado gaviotas procedentes de Finlandia o patos de Norteamérica. Para los aficionados, la posibilidad de que los temporales traigan aves poco frecuentes está siempre presente y constituye un acicate más. Y en estos últimos años la ría, y todo su entorno, se está portando fenomenal en este sentido.

Más información en https://llamparego.blogspot.com

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Más del autor /a

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimos artículos