Nuria Varela: “No hay democracia si no hay igualdad real entre hombres y mujeres”

0
162
Nuria Varela, Directora General de Igualdad del Principado y del Instituto Asturiano de la Mujer
Nuria Varela, Directora General de Igualdad del Principado y del Instituto Asturiano de la Mujer / Foto: Fusión Asturias
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 5 Promedio: 4.8)

Todas las grandes transformaciones sociales han tenido en la igualdad su motor más poderoso, su palanca más útil. El Gobierno de Asturias ha aprobado el III Plan Estratégico de Igualdad, “un mapa del viaje que queremos realizar en Asturias en los próximos años para lograr la igualdad real entre hombres y mujeres”, explica la Directora General de Igualdad del Principado y del Instituto Asturiano de la Mujer, Nuria Varela. “Las desigualdades y brechas han aumentado durante la pandemia y es más necesario que nunca intervenciones contundentes para afrontar las principales discriminaciones a las que se enfrentan las mujeres”. Una tarea a la que esta asturiana se entrega en cuerpo y alma cada día.

-El Principado dedica este año el 25N a la lucha contra la prostitución, la pornografía y la trata. Una problemática sobre la que existen muy pocas cifras, ya que se trata de sectores ocultos o clandestinos. ¿Por qué dirigir aquí el foco?
-Hemos elegido este tema porque forma parte del Plan Estratégico de Igualdad que queremos desarrollar en esta legislatura. El primer año íbamos a revisar y fortalecer todo el sistema de protección contra la violencia de género. Al año siguiente la atención se dirigió a las agresiones sexuales, era algo que nos preocupaba mucho y no teníamos desde el Gobierno ningún recurso específico. Con este objetivo inauguramos hace un año el Centro de Crisis para Víctimas de Agresiones Sexuales y el siguiente paso que nos queda para completar las recomendaciones del Convenio de Estambul era la violencia sexual contemplada con la trata, la pornografía y la prostitución.
Independientemente a este convenio es un tema con el que nos queremos comprometer porque además de la explotación de las mujeres genera una cultura y una violencia simbólica que favorece la violencia hacia las mujeres. Genera un imaginario dañino socialmente y pensamos que es una escuela de desigualdad para las generaciones más jóvenes. Es importante que no haya más víctimas y para ello es necesario prevenir. Este Gobierno no se cansa de decir que las mujeres ni se compran, ni se venden, ni se alquilan y para ello hemos diseñado una campaña muy explícita. Hay muy pocos datos sobre la explotación sexual, los más fiables y cercanos para hacer una aproximación aquí en Asturias nos los proporcionan las asociaciones que trabajan directamente con mujeres en contextos de prostitución y trata como Apramp, Fundación Amaranta y Médicos del Mundo. Para hacernos una idea en 2020, estas entidades atendieron a 1.082 víctimas.

“Hemos observado es un crecimiento casi exponencial de consumo de pornografía en las redes sociales cada vez a edades más tempranas. Esto -según los estudios- se traduce en un aumento de la violencia sexual en edades más jóvenes”

Chico consumiendo contenido sexual-Las estadísticas revelan que sigue aumentando el número de menores de edad enjuiciados por delitos de violencia contra la mujer. ¿Qué está fallando?
-En temas de violencia sexual tenemos muy pocos datos. A veces se confunde la violencia denunciada con la violencia sufrida y yo en este sentido soy muy prudente. Vamos a realizar una macroencuesta aquí en Asturias para tener más datos y así poder implementar las políticas. Lo que sí hemos observado es un crecimiento casi exponencial de consumo de pornografía en las redes sociales y cada vez a edades más tempranas.

-El Centro de Crisis para Víctimas de Agresiones Sexuales acaba de cumplir un año. ¿Qué balance hace?
-Pues muy positivo, la verdad. Se trata de un centro con un equipamiento pionero en España formado por seis psicólogas, seis abogadas, una coordinadora y la abogada experta Victoria Carbajal. Está preparado para atender a mujeres víctimas de agresiones sexuales con cualquier tipo de discapacidad y dispone de un servicio de traducción para migrantes o turistas que puedan necesitarlo. Además hemos firmado un acuerdo, del que me siento muy orgullosa, con todos los medios de comunicación para no identificar a ninguna víctima de agresión sexual de ninguna manera y así fomentar la confianza en las mujeres a la hora de denunciar o acudir a un juzgado. Hemos recibido consultas de otras comunidades autónomas que a partir de los próximos años quieren abrir instalaciones similares en sus territorios.
En el Balance de Criminalidad que acaba de publicar el ministerio del Interior, Asturias es la comunidad donde más aumentaron las denuncias y eso siempre es una buena noticia. Ojo, que aumenten las denuncias no quiere decir que aumente la violencia.

-Apoyando con cifras lo que me acaba de decir, la última Macroencuesta de Violencia contra la Mujer publicada por el Ministerio de Igualdad reveló que el 40.3% de quienes sufrieron violencia sexual no denunciaron por vergüenza, y que el 8,4% tampoco lo hizo porque sintió que no era lo suficientemente importante.
-Sí, de todos los delitos, la violencia sexual es el que menos se denuncia, por eso todo lo que sea salir del silencio son pasos adelante. De las usuarias del Centro de Crisis contra la Violencia Sexual denunciaron un 67%. Quiero pensar que vamos por el buen camino.

“En el Balance de Criminalidad que acaba de publicar el ministerio del Interior, Asturias es la comunidad donde más aumentaron las denuncias y eso siempre es una buena noticia”

-Asturias está implantando de manera experimental la concienciación sobre igualdad de género en todas las etapas educativas. ¿En qué situación se encuentra y cuáles son los siguientes pasos?
-En estos momentos lo estamos desarrollando y testando al mismo tiempo. Confío en que el próximo año se apruebe el decreto de implantación. Por ahora los resultados que estamos obteniendo son excelentes, pero aún en muy pocos centros. El año pasado lo probamos en Primaria, este año fue en Secundaria y después empezamos con Infantil. A pesar de ser un curso complicado por el Covid-19, está funcionando. El profesorado está deseando tener herramientas para trabajar en esta línea y también estamos trabajando con ellos. El decreto depende en este caso de la Consejería de Educación.

-La crisis sanitaria puso encima de la mesa la importancia de los cuidados. ¿Cree que se ha marcado un antes y un después? ¿Puede ser este un eje de cambio como sociedad?
-No, ni mucho menos. El reparto de los cuidados, la corresponsabilidad, es la gran asignatura pendiente de esta sociedad y en el caso de Asturias, aún más. Los datos nos dicen que aquí los hombres cuidan por debajo de la media nacional, concretamente cinco puntos por debajo. La situación de la pandemia ha intensificado aún más la desigualdad entre hombres y mujeres aumentando todas las brechas, por eso hay que intervenir de forma urgente. Este año pondremos en marcha el Plan Asturiano de Corresponsabilidad que tiene una financiación importante desde el Gobierno central y se desarrollará desde ahora hasta 2023. Este año está financiado con más de cinco millones de euros. Desde los poderes públicos es un tema que hemos tomado muy en serio, lo que ocurre es que cuando impulsas una política de este tipo no ves resultados a corto plazo. Habrá que esperar. Es trabajar como una política ‘semilla’.

“Yo no creo en el corto plazo, menos cuando hablas de políticas de igualdad donde lo que pretendes es sobre todo hacer cambios estructurales de muy largo recorrido”

-Su departamento ha de trabajar con una conciencia largoplacista ya que los cambios sociales no se producen de hoy para mañana. No ver una cuenta de resultados ¿no les desmoraliza?
-Yo no creo en el corto plazo, menos cuando hablas de políticas de igualdad donde lo que pretendes es sobre todo hacer cambios estructurales de muy largo recorrido. Yo no voy a ver la erradicación de la violencia, no se va a solucionar la crisis de cuidados en una legislatura, nada va a cambiar a corto plazo. Pero eso no quiere decir que no haya cuenta de resultados. Este año hemos puesto en marcha un nuevo centro asesor de la mujer en Llanera, con lo que la red suma ya 17. La red de casas de acogida se ha ampliado este año con dos pisos más en Corvera y uno en Mieres. Hemos reforzado con psicólogas especializadas los centros asesores. Este año también hemos inaugurado en el Palacio de Justicia de Gijón -con fondos del Pacto de Estado-, la primera sala Gesell, el primer espacio que se pone en marcha en Asturias para facilitar la declaración telemática de las víctimas y testigos vulnerables.

-En otra línea diferente, acaban de organizar el Primer hackathon contra la violencia de género. ¿Cómo ha resultado esta experiencia?
-Muy positiva y por eso queremos celebrar una cada año. El certamen estaba dirigido al alumnado de informática de distintos centros y tenía como reto diseñar una aplicación tecnológica orientada a la promoción de la igualdad y la lucha contra la violencia de género. El objetivo era implicar a los más jóvenes del ámbito de la informática que nos parecía que estaba un poco más alejado de esta problemática y la verdad es que salieron encantados y muy motivados. Al final premiamos tres aplicaciones y ahora tenemos que ver si conseguimos financiación para desarrollarlas. El objetivo es que pensaran, se pusieran en la piel de la víctima, desarrollaran la empatía y vieran esta problemática de forma cercana.

Campaña 25N promovida por el Instituto Asturiano de la Mujer y el Gobierno del Principado de Asturias

“Las mujeres ni se compran, ni se venden, ni se alquilan y para ello hemos diseñado este 25N una campaña muy explícita”

-Tuvimos ocasión de entrevistarla en 2019, justo cuando acababa de ser nombrada Directora General de Igualdad. Nos hablaba de la importancia del trabajo en equipo, ¿ha conseguido en este tiempo rodearse del equipo que quería?
-Pues fíjate que aún no he terminado. En este tiempo hemos sumado gente muy experta, cosa de la que adolecíamos. Las políticas de igualdad se han movido mucho hacia las políticas sociales y yo creo que deberían de volver al marco específico de la igualdad. Yo siempre he creído mucho en el conocimiento y la especialización, cosa de la que la Administración no hace gala. Estoy contenta de haber sumado al equipo gente muy experta como Marián Moreno en coeducación; Carmen Castro en economía de igualdad; Manuela Suárez como coordinadora de violencia de género; las siete abogadas y las seis psicólogas expertas en violencia sexual que trabajan en el Centro de Crisis y Clara Corbera, abogada experta en prostitución… siento si me olvido de alguien. En políticas de igualdad hay que saber para tener una especial sensibilidad en determinados ámbitos. En este sentido poco a poco vamos mejorando.

-Fue Directora General del Gabinete de la ministra de Igualdad Bibiana Aído. Eso le habrá aportado una experiencia…
-Experiencia, sí y ganas, también. Políticamente es un regalo depender directamente del presidente Adrián Barbón, una persona absolutamente comprometida con las políticas de igualdad, con la lucha contra la violencia de género. Trabajar directamente con él en estos ámbitos es todo un lujo.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí