Una televisión n’asturianu dafechu (1)

0
111
Xaviel Vilareyo
[Total:0    Promedio:0/5]

L’asturianu ye una llingua romance totalmente apta como vehículu comunicativu y como ferramienta d’usu nos medios de comunicación ente los que s’alcuentra la televisión. Ye una llingua codificada y reglamentada pa dar respuesta a cualesquier necesidá comunicativa humana y que, amás, puede adaptase dafechu a tou tipu de neoloxismos y nueves realidaes semántiques. Superada la fase de reglamentación de la propia llingua ye necesario proceder con urxencia al mandatu estatutariu de la so normalización social a través de los medios de comunicación si nun queremos qu’esta llingua nuestra desapaeza del mapa de les llingues vives del mundu. L’usu davezu y constante de la llingua asturiana na televisión podrá dar un renováu puxu al nuestru milenariu idioma. Ello plantega la necesidá d’analizar qué tipu d’usu se-y da a la llingua asturiana na televisión o qué modelu llingüísticu ye l’adecuáu pal so espardimientu xeneralizáu a través d’un mediu masivu como la televisión, un mediu que va dirixíu a la totalidá d’una población, nesti casu la del dominiu llingüísticu asturianu que como sabemos presenta diferentes graos de competencia idiomática y tamién diferentes niveles d’instrucción y de conocencia de la llingua. Per un llau podríemos camentar la necesidá d’acomodar básicamente la llingua de la televisión pa facer por averala más a la llingua coloquial de la cai o de casa, argumentando asina l’aceptabilidá de la mesma como criteriu fundamental d’usu pa esti mediu. Esti modelu de llingua non sólo buscaría un estándar de llingua lo más cenciellu y fácil sinón que como modelu d’oralidá podría conllevar a un ciertu riesgu d’otorgar concesiones más o menos encubiertes a un usu más bien diglósicu o castellanizáu del asturianu, en consonancia con delles el modelu llingüísticu televisivu n’asturianu manifestaciones tamién diglósiques o castellanizaes de la fala asturiana viva presente güei na cai.

L’usu davezu y constante de la llingua asturiana na televisión podrá dar un renováu puxu al nuestru milenariu idioma.

Per otru llau podríemos considerar a la televisión como un mediu óptimu pa una cierta función pedagóxica y de corrección llingüística, función esta que debería prevalecer siempre sobre les concesiones a dellos usos populares o vulgares presentes na cai, yá que debío a la descomanada presencia del castellanu nos medios, una radiotelevisión asturiana en xustos términos habría acentuar igualmente’l purismu llingüísticu y reafirmar los niveles de corrección gramatical y léxica de la llingua asturiana en toos y caún de los espacios de la programación. Esta función pedagóxica y correctora que puede facer la radiotelevisión asturiana sedría asemeyada a la que realiza por exemplu la BBC nel ámbitu del inglés británicu, ufiertando una llingua estándar cenciella pero nidia, esto ye: neutra, llimpia, dafechu perfecta y culta ensin mayores concesiones al inglés más vulgar faláu na cai.
vilareyo-257
Dende un tercer enfoque equidistante podríemos ufiertar un modelu de llingua na televisión unes veces más populista o coloquial y otres más purista o llimpiu, dependiendo en tou casu de la situación concreta o bien del espaciu televisivu del que se trate (debates, encuestes, entrevistes na cai…), reflexando asina non sólo la diversidá llinguística del pueblu sinón tamién los diferentes rexistros del llinguaxe, niveles y formes d’espresión oral qu’imponen los propios xéneros televisivos. (Por exemplu: llingua estándar y más culta nos informativos; llingua más coloquial o vulgar nos debates; llinguaxe xuvenil nos infantiles…) De toes formes, estos discutinios sobre modelos de llingua oral resulten estériles na dinámica actual de les llingües y na circunstancia na que nos desendolcamos los asturianos: una llingua entá ensin apoyos públicos, ensin oficialidá xurídica o lo que ye lo mesmo, una llingua prohibida nes oficines de l’alministración pública y tamién en dellos medios y ámbitos políticos nun se pue permitir otru tipu de debates que nun seyan los que cinquen a la so propia supervivencia. De la mesma manera, tamién resultaren ermos de resultáu tolos debates aquellos nos que se pretendió presentar a la llingua en términos d’una oposición ente regulación y naturalidá, ente norma escrita y oralidá, cuando realmente lo qu’esistía yera una nidia represión idiomática y una xabaz oposición política a cualesquier usu (fora esti cultu o vulgar) de la propia llingua asturiana.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí