Grado en mil paseos

0
90
Parque de Manuel Pedregal, en Grado.
Parque de Manuel Pedregal, en Grado / Foto: Fusión Asturias
[Total:0    Promedio:0/5]

Grado es un concejo para recorrer. A vías tradicionales como el Camino de Santiago o el Camín Real de la Mesa se unen rutas de senderismo donde deporte, cultura, paisaje y etnografía van un paso más allá. A pie, en bicicleta, a caballo, en coche… Grado propone itinerarios para todos los gustos y niveles.

Tomada como centro de operaciones o como visita turística en sí misma, la villa de Grado es una parada imprescindible en el concejo. Visitarla es conocer una villa señorial, llena de monumentos y de casonas indianas, muchas de ellas con nombre propio: Villa Ramoncita, Villa Julita, El Capitolio… La actual casa de cultura municipal se ubica en el Palacio de Miranda-Valdecarzana, que forma parte del conjunto declarado Bien de Interés Cultural, junto a la capilla de los Dolores y los restos de la Muralla medieval, recientemente rehabilitada. La lista de edificios de interés es amplia, y para conocerla no hay como pasear tranquilamente por las calles de la villa moscona, pues así se llaman los habitantes del concejo. En el trayecto, marcando los lugares más destacados, se van encontrando paneles identificativos; el formato se ha renovado recientemente, de modo que ahora presentan códigos QR con Bidi desde los que se puede acceder a toda la información a través del teléfono móvil. La leyenda de los carteles está en castellano, pero este sistema proporciona además las versiones en asturiano y en inglés.
Para ampliar información se puede visitar la página web municipal: gradoturismo.es. Está previsto ampliar contenidos, pero de momento ya se encuentra aquí todo lo necesario para moverse por el concejo con conocimiento de causa: rutas, guías, agenda de ferias, fiestas y mercados, vídeos, fotos…

El concejo se encuentra en el tramo final del Camín Real de la Mesa, una de las rutas más emblemáticas del Norte Cantábrico.

Plaza del Ayuntamiento de Grado
Plaza del Ayuntamiento / Foto: Fusión Asturias

Atención al peregrino

En cualquiera de sus variantes, el Camino de Santiago es una ruta tradicionalmente transitada. Grado se enmarca dentro del llamado Camino Primitivo, que une Oviedo con Santiago de Compostela, un recorrido que en los últimos años ha aumentando el número de transeúntes, tanto por su importancia religiosa como por la belleza de su trazado. Durante todo el año, en el concejo están acostumbrados a la presencia de peregrinos, aunque lógicamente con la llegada del buen tiempo su número aumenta, de modo que el Camino se ha ido convirtiendo en un recurso turístico nada desdeñable.
Actualmente hay dos albergues en Grado -San Juan de Villapañada y Cabruñana, ambos a escasos kilómetros de la capital-, que se llenan a partir de mayo. Las cuarenta plazas disponibles se quedan pequeñas en las épocas de más afluencia -el año pasado se contabilizaron casi cuatro mil pernoctaciones sólo en los albergues, además de los peregrinos que optan por alojarse en alguno de los hoteles cercanos a la villa-, de modo que ya se ha pensado un nuevo espacio. La antigua cantina del mercado de ganado, un edificio municipal actualmente sin uso y a unos pasos del Camino, se va a rehabilitar como nuevo albergue de peregrinos. Para ello se ha aprobado una partida económica en los presupuestos municipales de 2014, se espera que las obras se inicien antes del verano y que esté operativo en la primavera de 2015.

El Camín y los caminos

Además de la ruta de peregrinación a Compostela, en Grado se puede recorrer otro camino tanto o más histórico. En ocasiones el trazado de uno y otro se confunde, pero el Camín Real de la Mesa recorre una calzada romana que une Asturias con León, probablemente construida sobre una vía aún más antigua, utilizada por los primitivos pobladores de la zona. El Camín es uno de los más emblemáticos del Norte Cantábrico y da nombre a una comarca formada por once concejos asturianos, de perfil eminentemente rural. Grado se encuentra en el tramo final, que une la aldea de Dolia (Belmonte de Miranda) con la villa moscona.

Sin salir del concejo, se proponen diversas rutas para conocer aspectos concretos del patrimonio local, o directamente disfrutar del paisaje. Desde recorridos largos, pensados para recorrer en coche o bicicleta, hasta otros accesibles a pie.

Sin salir del concejo, también se proponen diversas rutas para conocer aspectos concretos del patrimonio local, o directamente disfrutar del paisaje. Desde recorridos largos, pensados para recorrer en coche o bicicleta, como la Ruta de la Escanda, la del río Cubia o la de las Ayalgas; hasta otros accesibles a pie como la visita al área arqueológica de Cabruñana o la del Conde Coalla, por citar las más conocidas. También es muy recomendable la llamada Ruta de los Pueblos deshabitados, perfectamente descrita en el nombre; mucho más pausado, y sin salir de la villa, el Paseo fluvial del río Cubia propone una excursión sencilla y relajada.
Para tomarse un respiro, en el concejo hay cinco áreas recreativas: una en Las Murias, cerca de Panicera, dos en Vega de Anzo, una en Sorribas -recientemente acondicionada-, y otra en Cabruñana, actualmente en obras.

Museo etnográficoEn La Cardosa, a unos quinientos metros del centro de la villa, el Museo Etnográfico de Grado contiene una completa colección de material relacionado con la cultura tradicional de la zona, organizada en cuatro bloques temáticos: el pan, el hogar, el espacio agrario y ganadero, y los oficios tradicionales. Además se está creando una sala dedicada a los artesanos, prestando especial atención al azabachero Lise, recientemente fallecido, al que se recuerda con gran cariño en la zona.

Ganas de fiestaLa intensa vida cultural de Grado se nota en la gran cantidad y variedad de asociaciones que dinamizan tanto el entorno urbano como el rural. La Casa de Cultura y la biblioteca aglutinan gran parte de un programa cultural que no flojea en todo el año, pero el espíritu inquieto y jovial de los moscones se nota también en el calendario de ferias, fiestas y mercados. Los moscones son «fiesteros» y «orquesteros», así que la presencia de estas formaciones es inevitable en toda celebración que se precie. Además de la programación de la Primera Flor en abril (Pasito Show y Tango Dominó), ya se han hecho públicas las contrataciones para la Segunda Flor (Sonora Real y Solara, el 7 y 8 de junio respectivamente), para la Fiesta de la Piscina (21 de julio, Orquesta Assia), y las Fiestas de Santiago (24 de julio con la Orquesta Dominó. Y 25 de julio, día grande, con la orquesta Banda Seis).
Estas fiestas se complementan con las de Santa Ana, el 26 de julio, de la mano de la Hermandad de Santiago y Santa Ana, ya desde primeras horas con el desfile de carrozas y charangas, durante el que los romeros piden a los moscones que les tiren agua desde los balcones y ventanas.

Ecología fácil

La existencia de un punto limpio facilita la vida a los moscones, que pueden gestionar sus residuos de forma más eficiente y sostenible. Pronto se va a empezar una campaña de recogida selectiva que supondrá un paso más para minimizar la huella ecológica, y a esto se suman contenedores para ropa usada, otros especiales para aceite, recogida selectiva… La conciencia medioambiental tiene mucha importancia en un concejo eminentemente verde.

Punto limpio de Grado
Foto: Fusión Asturias

El punto limpio de Grado está situado en el Polígono Industrial de La Cardosa, y cuenta con contenedores y recipientes de diferentes tamaños, preparados para recibir y almacenar temporalmente los llamados «residuos especiales del hogar». Es, en definitiva, el lugar donde llevar esos desechos que, por su tamaño o por su toxicidad, no deberían dejarse junto a la basura de recogida diaria: aceites, aparatos eléctricos y electrónicos, bombillas y lámparas, neumáticos, muebles y materiales voluminosos, pilas y baterías usadas, pinturas y barnices, etc. Se trata de una instalación gestionada por COGERSA, de acceso libre y gratuito para particulares, que a cambio deben llevar los materiales hasta las instalaciones por sus propios medios.

El Punto Limpio es el lugar donde llevar esos desechos que, por su tamaño o por su toxicidad, no deberían dejarse junto a la basura de recogida diaria.

Precisamente COGERSA va a empezar en breve una campaña en el concejo para fomentar la recogida selectiva de residuos orgánicos, dirigida en una primera fase a supermercados y restaurantes. Éstos tienen también a su disposición varios contenedores naranjas donde se pueden tirar los aceites vegetales de cocina, que lógicamente no deberían tirarse por el fregadero ni en la basura normal.
Pero no es ésta la única iniciativa en temas medio ambientales. El Ayuntamiento de Grado mantiene un convenio activo con la Asociación Humana para gestionar contenedores de ropa y calzado usados. De este modo se asegura una segunda vida de las prendas que estén en buen estado, y se da un uso adecuado a las que ya no se puedan reutilizar, bien en plantas de reciclaje textil, bien a centros de tratamientos de residuos. Gracias a este trabajo, la Asociación Humana reúne fondos que luego se destinan a financiar proyectos de cooperación, cumpliendo una doble función: solidaria y ecológica.Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí