Lourenzá (Lugo). El reino de las fabas

0
135
Plantación de fabas tras la cosecha en Canedo. Al fondo, el Pazo de Tovar (Lourenzá, Lugo)
Plantación de fabas tras la cosecha en Canedo. Al fondo, el Pazo de Tovar / Foto: Fusión Asturias
[Total:0    Promedio:0/5]

Varias son las razones por las cuales el municipio lucense de Lourenzá es bien conocido en Asturias. Además de su proximidad geográfica, a tan solo treinta y siete kilómetros de la localidad de Castropol, este rincón se jacta de tener las mejores fabas.

Imagen de la última edición de la Festa da Faba, celebrada en octubre, en Lourenzá (Lugo)
Imagen de la última edición de la Festa da Faba, celebrada en octubre / Foto cedida por Concello de Lourenzá

Hace apenas un mes, el municipio de Lourenzá volvió a demostrar su poder de convocatoria en una fiesta popular que tiene a la faba como protagonista. La legumbre con la que se elabora la fabada asturiana o el pote es sin lugar a dudas la embajadora gastronómica por excelencia de este municipio gallego. Aquí son muchas las cosas que giran en torno a este producto y la Festa da Faba, a primeros de octubre, es el momento culmen de un año de producción. Una vez más fueron muchos los visitantes que asistieron a este evento en su última edición, la número veintinueve. Dado el interés que suscita este producto, gran parte de los mismos procedían de Asturias. Antón Expósito, técnico de turismo en Lourenzá, explica que “aunque no tengo datos específicos pienso que vienen más asturianos a la Fiesta que de otras partes de Galicia como pueden ser la zona de Pontevedra o A Coruña”.

La protagonista es esta legumbre blanca cuyo sabor y textura son bien apreciados, aunque en los stands expositores también se encuentran otras variedades como la verdina, todas ideales para platos de cuchara. Y es que el Valle de Lourenzá tiene las condiciones perfectas para obtener producto de calidad, por eso la fiesta superó nuevamente las expectativas. Miles de personas se congregaron en Vilanova, la capital del municipio y lugar elegido para esta fiesta declarada de Interés Turístico Gallego.

En la Festa de este año se vendieron más de 5.000 kilos de fabas con un precio que osciló entre los ocho y los doce euros, dependiendo de si contaban o no con el sello de la IGP

En este marco se vendieron más de 5.000 kilos de fabas con un precio que osciló entre los ocho y los doce euros, dependiendo de si contaban o no con el sello de la Indicación Geográfica Protegida. Porque la Faba de Lourenzá es uno de los productos gallegos que cuenta con sello propio, una IGP que reconoce la Faba Galaica que crece en la Mariña Lucense. Y bajo el paraguas de esta marca trabajan una veintena de productores asociados en una cooperativa: Terras da Mariña. Para ellos la Fiesta es cada año el escaparate ideal para mostrar el resultado de su trabajo, que tiene un reconocimiento creciente.

Centro de Interpretación de la Faba de Lourenzá (Lugo)
Centro de Interpretación de la Faba / Foto: Fusión Asturias

La leguminosa cuenta incluso con un centro de interpretación en el concejo, un aula didáctica que explica su origen, cómo ha ido evolucionando esta especie en el mundo y por qué se da tan bien en este enclave lucense. La visita a este equipamiento (sito en Vilanova de Lourenzá) resulta impactante al llegar a uno de sus espacios, el conocido como Sala Túnel, porque -como su nombre indica- el visitante se introduce en un túnel de piedra que mide dieciocho metros de longitud, allí puede ver los diferentes aperos y útiles empleados antiguamente en la producción de la faba. “El centro es pequeño pero bastante coqueto y en él está todo bien explicado y resumido mediante paneles -añade Expósito-. Lo más impresionante es el túnel, y como en realidad nos encontramos en lo que antaño era el antiguo Convento de San Salvador se dice que este era el lugar por donde se escapaban los monjes cuando había problemas”. La visita al Centro de Interpretación es posible solicitándolo previamente en el Ayuntamiento de Lourenzá (988 121 006).

Desde hace poco tiempo el municipio cuenta también con un itinerario turístico que promociona los recursos del lugar, la conocida Ruta de la Faba. La iniciativa surgió fruto de la unión de diferentes sectores entre los que se incluyen Ayuntamiento, productores de fabas y hostelería con la intención de dar a conocer el territorio. “El recorrido está centrado en el tema de la faba pero también permite conocer el patrimonio cultural con visitas guiadas al Monasterio de San Salvador y al Museo de Arte Sacro, también al Centro de Interpretación de la Faba. Después los participantes realizan un pequeño paseo a orillas del río Bao que conduce al molino del Pereiro donde se ofrece una degustación en base a las fabas”.

Monasterio de San Salvador (Lourenzá, Lugo)
Iglesia perteneciente al Monasterio de San Salvador / Foto: Josequín Miláns del Bosch

Los asistentes, dependiendo de la época del año, tienen también la oportunidad de ver los trabajos que se están haciendo en las explotaciones de los agricultores y conocer de primera mano cómo es el proceso de producción de estas legumbres. La ruta también incluye disfrutar de las bonitas vistas que ofrece el mirador de La Valiña y conocer el Pazo de Tovar, una de las joyas arquitectónicas del concejo. En el restaurante de este pazo del siglo XVI tiene lugar la comida que, por supuesto, gira en torno a la faba pero también incluye otros productos de la comarca, como pueden ser el bonito de Burela o la merluza de Celeiro.

“La visita termina en la cooperativa de Terras da Mariña, la entidad que vertebra la ruta”, comenta el técnico municipal. Allí tiene lugar la explicación final del proceso productivo de la faba y cómo se prepara para su posterior comercialización. Al finalizar el recorrido los visitantes tienen un conocimiento más completo del concejo y del producto local que enorgullece a todos los laurentinos: la faba.


San Salvador, el Monasterio

La impresionante presencia de este monasterio benedictino no pasa desapercibida al entrar en Vilanova de Lourenzá. El Monumento Histórico Nacional fue fundado en el año 969 por el Conde Don Osorio Gutiérrez, conocido como ‘el Conde Santo’, quien tras enviudar ingresó en la comunidad de monjes de dicho monasterio. La construcción sufrió una importante remodelación entre los siglos XVII y XVIII, desapareciendo como centro religioso tras la desamortización de Mendizábal en 1835. Actualmente acoge la sede del Concello y en sus dependencias se encuentra el Centro de Interpretación de la Faba.


En el interior de una fortaleza medieval

En Canedo se encuentra el Pazo de Tovar, una emblemática construcción que inicialmente pertenecía al Monasterio de San Salvador y que aparece por vez primera en documentos del siglo XII. Se inició con fines defensivos como torre y en el siglo XVI, D. Antonio de Tovar, la restaura y amplía transformándola en una mansión señorial de estilo gótico isabelino. Actualmente, la fortaleza está abierta al público y ofrece visitas guiadas.
Entre sus contenidos alberga una completa exposición de juguetes antiguos así como una muestra de trajes medievales elaborados por la diseñadora gallega Reme Espantoso. Además el Pazo se ha reconvertido en Centro de Interpretación de la Cultura de los Pazos de Galicia.

Colección de trajes medievales de Reme Espantoso en el Pazo de Tovar (Lourenzá, Lugo)
Colección de trajes medievales de Reme Espantoso / Foto: Fusión Asturias

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí