Rosa María Rodríguez, alcaldesa de Belmonte. 'Tenemos que apoyarnos entre nosotros'

Imprimir E-mail
(1 Voto)
Escrito por Fusión Asturias   
Viernes, 01 de Marzo de 2019 12:51
Rosa María Rodríguez, alcaldesa de Belmonte. 'Tenemos que apoyarnos entre nosotros' 5.0 out of 5 based on 1 votes.
El despoblamiento del medio rural es tal vez el mayor problema al que se enfrenta el concejo de Belmonte. Por eso, Rosa María Rodríguez, alcaldesa en este municipio desde hace ocho años, centra sus esfuerzos en ofrecer a sus vecinos todos los servicios básicos. El objetivo: hacer del territorio un lugar atractivo para vivir.

Rosa María Rodríguez, alcaldesa de Belmonte de Miranda
-El pasado mes de junio, Belmonte decidió impulsar un plan de promoción de la salud. ¿Cómo está funcionando?
-Hemos empezado con un Plan de Salud que abarca mucho, en base a la prevención y a la erradicación de malos hábitos como el sedentarismo. Estamos programando actividades para movilizar a la gente, de forma que se animen a hacer deporte y ayudando a superar las adicciones. Lo hacemos a través de una Mesa Intersectorial de Salud en la que se vuelcan todas las opiniones. Organizamos actividades en Belmonte y también en los pueblos del concejo, a petición de los vecinos. En San Bartolomé, por ejemplo, se ha impartido un curso de 'Aprendizaje del uso del móvil' destinado a la gente mayor para que sepan cómo usar el WhatsApp, Google maps, navegar por Internet, etc.
-¿En qué consiste el proyecto de Escuelas Madrugadoras que vais a poner en marcha?
-Nuestra intención es ofertar a las familias la posibilidad de traer a los niños y niñas al colegio con antelación, a las 7.30 u 8 horas, de forma que facilitemos la conciliación laboral. Esto podremos hacerlo con el maestro/a contratada con la subvención de prácticas laborales. Si tiene buen resultado lo mantendremos para el próximo curso.
-Belmonte está integrado en la red Ciudades Amigas de la Infancia. ¿Qué supone esta participación?
-Ese reconocimiento se basa en el grado de participación que damos a los niños y niñas del concejo, a la infancia y a la adolescencia. Todo está basado en las actividades que programamos con ellos, no solo para ellos, porque tienen que tener voz en esas cosas, en los espacios que se les dan. Por ejemplo, necesitaban un lugar donde reunirse y se reformó la antigua casa del conserje. Se hizo a través del plan de albañilería Actívate y ahí es donde ahora se reúnen y se autogestionan, asumiendo sus responsabilidades. Lo utilizan sobre todo en fines de semana y en épocas vacacionales, y por decisión suya comparten ese espacio con padres que necesitaban tener un lugar para poder jugar y estar con los niños en invierno.
-¿Estar al frente de un concejo como éste es comparable a gestionar una casa?
-En cierta medida sí, el problema es que en una casa el ahorro y cómo disponer de él lo defines tú, mientras que los ayuntamientos tenemos un problema y es que desde la Ley de Reforma Local no podemos disponer del remanente, hay muchas restricciones en ese sentido. A veces tienes el dinero pero no puedes usarlo para las necesidades que detectas, y es algo que reclamamos desde hace tiempo para que se cambie.
-¿Qué papel cumple en la vida social del concejo la red creada entre los diferentes sectores de población?
-Esto es lo más importante. Como somos pocos tenemos que apoyarnos entre nosotros, y es esa red la que permite que salgan las cosas adelante. Se crean nuevas asociaciones, como la que nació en San Bartolomé, y aunque en algunos pueblos no haya agrupaciones, la gente se junta para hacer tareas comunales, como la limpieza del pueblo. La participación vecinal es vital, en un concejo como Belmonte cuyos núcleos están muy dispersos es difícil hacer un mantenimiento y es importante que nos comuniquen sus necesidades. Un ejemplo del movimiento comunitario es la Gymkana del Terror, que surgió del grupo de Teatro Las Raitaninas y se hace en época de Halloween para los críos. En actividades como esta se integra a toda la gente del pueblo y al final encanta a niños y mayores.
"A veces tenemos el dinero pero no podemos usarlo para las necesidades que detectamos debido a la Ley de Reforma Local, es algo que los Ayuntamientos reclamamos desde hace tiempo para que se cambie"
-¿Qué necesidades detectáis en el municipio?
-Una de las demandas es lo que comentaba de la limpieza de los pueblos, con el problema añadido de que se están quedando sin gente, lo que dificulta que sean los vecinos los que lo gestionen. Aquí tenemos sesenta núcleos rurales y en la época que hay que desbrozar no podemos estar a tiempo en todos, pero sí vemos que hay que dar ese apoyo aunque sea a través de la contratación de alguna persona.
Otra necesidad que apreciamos es la de ayudar al emprendedor, primero mediante la formación y luego ya durante el proceso de emprendimiento. Estaría bien crear un pequeño núcleo de empresas con la disponibilidad de suelo público que tenemos, e impulsarles, ayudándoles también a relacionarse con otros centros que lo están haciendo muy bien, como la Escuela de Emprendedoras de Gijón o Valnalón.
Un primer paso que queremos dar es la creación de un Aula de Adultos para la obtención del graduado de la ESO. Para ello estamos hablando con la Consejería de Educación a través del Centro de Adultos de Tineo. Si este año no fuera posible por razones de plantilla, aprovecharemos la subvención del Servicio Público de Empleo para contrato joven, de jóvenes titulados menores de 30 años. Solicitaremos un titulado o titulada en Magisterio e impartiremos nosotros las clases necesarias para sacarse el graduado.
-¿Qué nuevas iniciativas se han creado en el territorio?
-A través del Leader hay varios proyectos ya en marcha: se abrió un taller de artesanía en Cezana, un almacén de máquinas de vending en Montovo, y está pendiente un taller de recuperación de muebles y elementos etnográficos que abrirá en breve en Silviella. Y mediante el ticket rural de autónomos del Leader ha sido posible la incorporación de relevo generacional en una casa de aldea, transformada en hotel rural.
A nivel municipal, a través de estos fondos europeos, vamos a hacer una sustitución de luminarias en los pueblos por Leds y próximamente, acondicionaremos el parque infantil de Belmonte con presupuesto municipal. También desde el Ayuntamiento estamos apostando por el colegio, cambiando ventanas y rehabilitando el comedor, el espacio cerrado más grande con el que contamos en el concejo.
Por otra parte hay que comentar que recientemente se ha puesto en marcha un nuevo matadero en el concejo, aunque lo han hecho a partir de ayudas que no corresponden al Leader.
Hay ocasiones en las que lo que se quiere hacer no encaja con las condiciones que piden estos programas.
-¿Cómo está previsto mejorar las comunicaciones con otras localidades?
-Se va a firmar un convenio con el Consorcio de Transportes de Asturias para licitar una extensión de la ruta del ALSA que llega hasta el Puente San Martín, procedente de Oviedo, con parada en Grado y con destino a Cangas del Narcea, el de última hora. De esa forma, el bus que sale del HUCA a las 19:50 h y que llega hasta el Puente San Martín, se completará con otro transporte que esperamos sea alguno de los taxis belmontinos, finalizando en Belmonte. Será de lunes a viernes.
-¿Cómo se está recuperando la historia de este municipio?
-A través de varias excavaciones arqueológicas en Vigaña y en Linares, y en La Castañera a cargo de un equipo de la Universidad de Oviedo en colaboración con otras universidades españolas. La investigación está centrada en lo que ellos llaman 'arqueología agraria', pero es algo que es difícil de musealizar, por tanto solo es posible visitarlas una vez a la semana, a través de visitas guiadas, cuando están realizándose las campañas de excavación en el mes de julio. Después el yacimiento se vuelve a tapar. Este año no tienen previsto excavar, se van a dedicar a publicar los datos de todo lo que fueron descubriendo y va a ser muy interesante, pues encontraron cosas de épocas de las que hay muy poco publicado en Asturias.
Lo que sí se va a hacer son los talleres arqueológicos que, coincidiendo con esa época, se hacen en Vigaña y en los que participan los arqueólogos, los vecinos, la Asociación La Ponte de Santo Adriano, etc. Son talleres arqueológico-folclóricos para niños y mayores, porque en ellos se muestran cosas tan variadas como la elaboración del pan en un horno tradicional, los bailes tradicionales o la creación de instrumentos.
-Por último ¿cómo va a conmemorar Belmonte el Día Internacional de la Mujer?
-Normalmente la Concejalía de la Mujer organiza en el mes de marzo una sesión de teatro con el grupo que hay en Belmonte, y si no es posible por cuestión de fechas, se pone una película con cierta carga social en este sentido. El año pasado vimos la de Sufragistas y luego hubo una charla-coloquio y una merienda comunitaria para quien quiso asistir. Este año se hará algo similar y el Ayuntamiento colgará el cartel de apoyo 'Por la igualdad, 8 de marzo'. Pinche aquí para ver más reportajes de este concejoscroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p

Usamos cookies para darte una mejor experiencia. Si no indicas lo contrario, consideramos que aceptas su uso. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Cookies.

Acepto las cookies de este sitio.