Imágenes de Asturias

descargar


Entrevistas Entrevistas Unidad Canina de Rescate del Principado de Asturias. Merecido reconocimiento

Unidad Canina de Rescate del Principado de Asturias. Merecido reconocimiento

Imprimir E-mail
(0 Votos)
Escrito por Lupercio González   
Lunes, 25 de Septiembre de 2017 10:20
El Gobierno del Principado acaba de concederles la Medalla de Plata de Asturias por su colaboración en situaciones de emergencias. Las ocho personas y quince perros que forman la Unidad Canina de Rescate reciben así un reconocimiento al trabajo altruista que realizan desde hace casi treinta años, visibilizando una labor continua que solo se ve en los momentos dramáticos.  Unidad canina de rescate
La Unidad Canina de Rescate del Principado de Asturias es una de las más reconocidas del país, como demuestra el reciente premio. Sus inicios se remontan a un trágico suceso: la desaparición de un niño en el Lago Enol de Picos de Europa, que requirió la ayuda del Grupo del Perro de Salvamento de Euskadi. En el proceso, se estrelló el helicóptero que llevaba cuatro miembros de este equipo, sus cuatro compañeros caninos y un responsable de Protección Civil de Asturias. Era 1987 y el hecho supuso el punto de partida para que se planteara la necesidad de reproducir en el Principado un grupo similar. Formada por voluntarios y sus perros, la Unidad realiza una exigente labor al servicio de toda la sociedad, como detalla a continuación su presidente, Agustín Ortal.

-¿Cómo habéis recibido esta concesión de la Medalla de Plata de Asturias?
-Ha sido un premio y un reconocimiento. Siempre viene bien que te reconozcan una labor que nos lleva muchas horas de trabajo, porque son muchos entrenamientos, salidas a horas intempestivas y estar de guardia todos los días del año, ya que en cualquier momento puede sonar el teléfono y tenemos que salir... Es un voluntariado un poco atípico porque tiene una exigencia bastante grande, y que te lo agradezcan de vez en cuando, pues no está mal. Fue una gran sorpresa y estamos muy contentos.
-Hay que resaltar que vuestro colectivo está formado por gente voluntaria que presta su colaboración en situaciones de emergencia...
-Sí, a nosotros nos une el amor al perro y eso lo quisimos traducir en algo que fuese devolver a la sociedad parte de lo que nos da. Los que empezaron primero tienen mucha relación con los grupos de montaña y el mundo del rescate. Por ahí se empezó, vimos que era un camino interesante y continuamos. Ha sido una labor de muchos años, en la que nos fuimos incorporando progresivamente algunos y otros se fueron a otras comunidades.
"Necesitamos un mínimo de tres años para tener un perro operativo. A los diez, el can ya está para retirar o va perdiendo vigor físico -aunque tiene mucha experiencia-, por lo que el animal está activo un corto periodo de tiempo"
-¿Cómo se entrena un perro para que sea efectivo en un grupo de rescate?
-No es fácil porque necesitamos un mínimo de tres años para tener un perro operativo. A los diez, el perro ya está para retirar o va perdiendo vigor físico -aunque tiene mucha experiencia-, por lo que el perro está activo un corto periodo de tiempo. Por esa razón cada miembro suele tener un perro cachorro y otro ya formado. A ello hay que sumar que puede suceder cualquier cosa: a mí se me envenenó una perra, a otro compañero le saltó una perra por una ventana y se le rompió la columna, otro perro se rompió una pata en un rescate por la garganta del Cares...
-La Unidad Canina de Rescate del Principado de Asturias, junto con Euskadi, sois unos pioneros en España. ¿Os consideráis una referencia nacional?
-Somos referencia nacional en cuanto a que llevamos bastantes años y fuimos parte muy importante en la creación de la Asociación Nacional de Grupos del Perro de Salvamento, que sigue funcionando hoy y que aglutina a equipos desde Canarias hasta el norte, con gente por toda España. Gracias a esta asociación tenemos unas pruebas de homologación, jueces... digamos que tenemos un camino y el que quiera estar en el mundo del rescate sabe que hay que cumplir unas determinadas normas. A veces parecen muy exigentes, porque igual vas a hacer un examen a trescientos kilómetros y vuelves de vacío porque suspendes, pero en realidad te traes referencias de las cosas que tienes que trabajar, ya que cada perro es de una determinada manera y los exámenes suelen ser rigurosos para que podamos salir a buscar con cierta garantía.
Entrenamiento de la Unidad Canina de Rescate-¿Se requieren condiciones especiales para participar en esta Unidad?
-Cuando necesitamos gente hacemos una prueba, a la cual invitamos a que participe todo el que quiera y esté interesado en el mundo del rescate, y se hace una valoración de cómo funciona con su perro. Pedimos gente que cuanto más sepa, mejor, porque luego menos horas de trabajo necesitarán por nuestra parte. El tiempo es el bien que nos falta a todos, porque somos profesionales de otras cosas y esto lo hacemos en los momentos que nos quedan libres, sacrificando la convivencia con la familia. Por ejemplo, sabemos que todas las mañanas de los sábados son de entrenamiento.
-Este grupo ha participado en numerosas actuaciones a nivel regional, nacional e internacional. ¿Alguna situación os ha impactado especialmente?
-Los que tienen más experiencia han estado en el Camping de Biescas o en el terremoto de Turquía... esos son dramas muy fuertes porque hay muchos muertos. Últimamente tenemos búsquedas individuales de personas mayores, y de montañeros. El otro día en los Lagos de Saliencia un senderista se perdió, tuvo un accidente y se rompió la cadera. Tuvo mucha suerte porque podía haber muerto congelado, ya que aunque era agosto el frío que hizo esa noche fue espectacular. Para cada uno de nosotros encontrar a una persona viva, es el mayor reconocimiento. Yo me acuerdo de las personas que encontré. Y para cada miembro, su primera localización de una persona viva es muy importante porque tienes que trabajar muchos meses o incluso años para tener resultados.
"Para cada uno de nosotros, encontrar a una persona viva, es el mayor reconocimiento que podemos tener"
-Además no trabajáis solos, muchas veces formáis parte de un operativo...
-Sí, dentro de ese operativo hay veces que el que localiza es el helicóptero, otras los voluntarios, un grupo de montaña, la guardia civil o los perros. Hay determinados sitios donde el helicóptero es muy bueno, pero si es zona boscosa no tiene elementos de referencia, y entonces combinamos los operativos. A veces también colabora la gente de los pueblos y nos ayudan mucho porque conocen el terreno, nos dicen los sitios donde es bueno buscar. Al ir un perro, va un olfato mucho más poderoso y si está cerca del camino lo puede detectar con facilidad. Se ha dado el caso de pasar por un lugar y no ver a nadie, y luego cuando pasan los perros, encontrar a la persona, porque estaba un poco retirada.
-¿Qué actividades inmediatas tenéis previstas?
-Hemos tenido un curso de Primeros Auxilios Veterinarios, una prueba de homologación nacional y el mes pasado un compañero nuestro participó en el Campeonato del Mundo de Perros de Rescate I.R.O. Ahora realizaremos nosotros aquí una I.R.O. o prueba internacional de perros de rescate en Arriondas. Son cosas que se añaden al trabajo y que nos sirven para testearnos y observar cómo funcionan en otros sitios, para no estar aislados. La enseñanza canina está en continua evolución.scroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p