Imágenes de Asturias

descargar


Suscríbete

Recibe cada mes el sumario en tu correo

Quién está en línea

Tenemos 335 invitados conectado(s)
Opinión Firmas Xaviel Vilareyo La Poesía Etica

La Poesía Etica

Imprimir E-mail
(2 Votos)
Escrito por Xaviel Vilareyo   
Jueves, 30 de Junio de 2011 12:02
La Poesía Etica 5.0 out of 5 based on 2 votes.
Una de les entrugues que nos facemos los escritores ye pa qué o quién escribimos. Cuido personalmente qu’escribimos pa los demás.
Una hora menos en MirandaLa poesía cumple un valor social ya ideolóxicu de primer orde que se manifestaba na emponderación social de los poetes encumaos a la categoría de portadores d’un especial sentimientu y valir social. La crisis de los poetes anguaño esplicase pola propia crisis social de la poesía, rebaxada güei a un nivel de lo personal, lo íntimo, lo d’andar per casa. Rescatar l’antigu y prestixosu valir social de la poesía cuido que tien de ser el llabor actual de los poetes. Tanto la poesía del absurdu como la de la esperiencia contribuyeron a un alloñamientu de la sociedá hacia la poesía por tratar d’insistir nes mires personales del poeta.
Ye necesario rescatar la poesía d’esti olvidu social y colectivu nel que cayó hai yá abondos años por culpa d’un personalismu esperiencial de los poetes y allugala na so función propia ya histórica como calce de reivindicación, de referente éticu y cívicu pa la que se creó. La poesía basada na esperiencia personalista tan de moda nos años 80 yá algamó un final. Yá nun sirve falar de la ciudá o la casa onde vivimos, yá nun sirve falar de la infancia, del yo poéticu, yá nun cuela el poema prosaicu nin la constante imitación d’unos supuestos “clásicos” repetíos, yá cansa l’hiper-realismu figurativu, el coloquialismu irónicu, les cites d’otros autores, la falta d’una orixinalidá.
Hai que recuperar el valor social, colectivu y comunicativu de la poesía pa que vuelva servir d’ariete ideolóxicu p’abrir les conciencies del mundu, como arma pacífica pa vencer tolos temores y torgues, p’ayudar en definitiva a facer una vida meyor.
Na nueva poesía asturiana del Tercer Surdimientu hai un cambiu. Hai una vuelta al paisaxe asturianu, a los escenarios míticos, a fuxir del yo poéticu y averáse al nós colectivu, al sentimientu del país. Hai una vuelta a emponderar los maltrataos clásicos asturianos frente al cosmopolitismu dominante nos 80 y a rescatar esi conceptu tán románticu de la orixinalidá. Hai una total llibertá temática lo que incluye l’averamientu a una poesía con mensaxe, reivindicativa y más asturianista que la de los 80.
Desgraciadamente, la poesía perdió esa misión popular de remover conciencies qu’ensin dulda tuvo. Perdió prestixu y transcendencia social por culpa del escesivu esperimentalismu y esperiencialismu. La poesía sirve como función social y lliberadora de conciencies. Esta perda de prestixu de la poesía ye lo verdaderamente grave y peligroso. Hai que recuperar el valor social, colectivu y comunicativu de la poesía pa que vuelva servir d’ariete ideolóxicu p’abrir les conciencies del mundu, como arma pacífica pa vencer tolos temores y torgues, p’ayudar en definitiva a facer una vida meyor. Hai que rescatar la poesía del rechazu y del olvidu social.
Entiendo polo tanto la poesía como un exerciciu éticu, como una ideoloxía que pretende comunicar, conmover. La poesía ética nun respuende a patrones temáticos, nun ye una poesía de temes sinón de valores.
La Poesía Etica Considero que toa poesía ye intrínsecamente social, patriótica, vivencial ya intimista. La poesía ye la más social de les artes porque el poema nun esiste si nun comunica, si nun sal al esterior; porque la verdadera patria nunca s’abandona hasta la muerte: y porque, en definitiva, toa poesía ye frutu de la esperiencia máxica que supón sentir, vivir, escribir y describir les palabres, los sentimientos o les vivencies qu’estes nos produzan.Pretendo rescatar la irreverencia que supón revalorizar la sensibilidá, la imaxinación y les sensaciones reflexives, l’espertar de la conciencia del lector, de la lllingua y del País.
Dotramiente, dalgunos pretenden involucrar a la poesía como otra más de les artes estétiques por esencia. Esta corriente, más esteticista qu’estética, desconoz en cierta manera la realidá que conforma el mundu propiu de les palabres, un mundu estéticu daveres. Pero sobretoo la poesía desllenda un mundu rebosante d’utilidá, de comunicación y conmoción del pensamientu, un paraísu éticu.
Los temes de la poesía ética puen ser toos. Nun habría tampoco que perder esi afán infantil de querer iguar el mundu. Tampoco quixera escaecer l’usu efectista de les palabres. Reconozo que baxo toa aparente naturalidá del discursu poéticu remanez una estética de les palabres minuciosamente calculada, ensin mayores concesiones a ella que les necesaries pa comprender el posicionamientu del escritor.
Reivindico esta poesía ética llena dafecho d’intencionalidá. Penriba de too considérola una poesía habitable, sincera y con un constante y rotundu referente moral. Una poesía fiel y radicalmente comprometida col so propiu testimoniu.scroll back to top
 

Una hora menos en Miranda

Entre 2008 y 2014, Xaviel Vilareyo escribió en Fusión Asturias un artículo mensual bajo el nombre Una hora menos en Miranda. Aquí se puede encontrar la recopilación completa de estos trabajos.

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Directorio de  Guía de Asturias

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p