Suscríbete

Recibe cada mes el sumario en tu correo



Quién está en línea

Tenemos 68 invitados conectado(s)

Parque Empresarial del Principado de Asturias (PEPA) -Avilés-. El cambio evidente

Imprimir E-mail
(2 Votos)
Escrito por Fusión Asturias   
Martes, 01 de Marzo de 2011 14:29
Parque Empresarial del Principado de Asturias (PEPA) -Avilés-. El cambio evidente 1.0 out of 5 based on 2 votes.
Es la “niña bonita” de los polígonos de Avilés, un área industrial que se ha cuidado con especial esmero y que es el símbolo del cambio que se gesta en Asturias. Los terrenos de la antigua Ensidesa son ahora sede de diversas empresas y una importante fuente de empleo.

Parque Empresarial del Principado de Asturias (PEPA) -Avilés-Tras la durísima reconversión industrial sufrida por la región en los años ochenta, poco podían imaginarse los avilesinos que iban a ser un referente del cambio de modelo productivo que hoy es una realidad en toda la región. Para ello se han ido dando pasos, de los que ya se ven los frutos. Uno de ellos es el Parque Empresarial del Principado de Asturias, que ha recuperado los terrenos de la antigua Ensidesa. La creación de este Parque se enmarca dentro de un programa más amplio de reindustrialización y creación de nuevos focos de expansión económica, con el empleo como uno de los objetivos fundamentales.
“Actualmente hay en el PEPA más de noventa y seis empresas y más de tres mil empleos, -cuenta la Alcaldesa de Avilés, Pilar Varela-, sólo esto ya da una idea del profundo cambio que ha supuesto en nuestro modelo productivo. Es decir, allí donde un día hubo una sola empresa, Ensidesa, que daba empleo a miles de trabajadores, hoy seguimos teniendo una gran empresa, ArcelorMittal, que supone una parte muy importante del empleo en Avilés; pero el espacio que dejó la siderurgia en el polígono ha permitido que se instalen otros negocios que son fundamentales”.

Modelo de desarrollo

Pero ¿cómo se ha conseguido pasar de una zona absolutamente deprimida a un modelo de desarrollo? Para Varela, uno de los puntos fundamentales ha sido la capacidad del PEPA de convertirse en un espacio atractivo para empresas de base tecnológica, algo impensable hace años: “El cambio en la siderurgia ha sido enorme, especialmente si tenemos en cuenta que hoy en día tenemos capacidad para producir más toneladas de acero que nunca, aunque se producen menos empleos directos. Es decir, que necesitamos menos personas, con lo cual tenemos que ser muy audaces e inteligentes para buscar nuevos sectores productivos, y creo que Asturias lo ha hecho muy bien, abriéndose por ejemplo a las empresas de base tecnológica”.
El PEPA se ha convertido en un espacio atractivo para empresas de base tecnológica, algo que era impensable hace años.
Las empresas vinculadas a las nuevas tecnologías suponen en toda Asturias más de seis mil empleos. Es una cifra que da idea del profundo cambio que se ha experimentado en la región, un cambio que en Avilés se ve claramente. “No hace mucho se decía que habíamos pasado “del carbón al ratón”, y creo que eso refleja perfectamente la idea. Y es incluso más que eso: quién iba a pensar años atrás que la actividad turística representaría el 10% de nuestro PIB, cuando ahora queremos llegar al 12% en los próximos años”.

Memoria histórica

Parque Empresarial del Principado de Asturias (PEPA) -Avilés-Uno de los grandes aciertos de Avilés como ciudad fue no renunciar a su base histórica y reivindicar una importante tradición industrial. Esto se nota en rasgos tan evidentes como el gran seguimiento que tienen en toda la región las carreras técnicas, lo que hace que la Universidad dote a las empresas de expertos en ramas como ingenierías o telecomunicaciones. Según Pilar Varela, la historia ha enseñado también una lección importantísima a la ciudad: “un territorio no puede basar toda su expectativa en un sector. Cuando se nos cayó Ensidesa, se nos cayó mucho más que una empresa. Pensábamos ¿qué vamos a hacer? ¿de qué vamos a vivir? Por eso tuvimos que realizar un gran esfuerzo para abrir nuevos caminos”.
Son 2,1 millones de metros cuadrados, organizados en parcelas industriales, zonas verdes, aparcamientos, espacios amplios... La sostenibilidad fue uno de los parámetros a tener en cuenta, y se buscó garantizar el acceso a servicios e infraestructuras desde el primer momento.
Ese esfuerzo se nota en la proliferación y diversidad de empresas situadas en el PEPA, que van desde el ámbito local hasta las grandes multinacionales. Una de sus grandes vías de expansión es, además, la exportación, ya que muchas están ampliando miras y centrándose en el mercado global.

Calidad de vida

Hay muchas razones por las que una empresa puede estar interesada en instalarse en la región. Así las resume la Alcaldesa: “Una, que en Asturias hay una gran Universidad, capaz de formar a jóvenes extraordinariamente cualificados. Otra, que se ha hecho una importante inversión en infraestructuras para telecomunicaciones, para que todas las ciudades tengan acceso al cable o banda ancha, con unas conexiones muy seguras. Y en tercer lugar por la calidad de vida de la región: un territorio protegido, con afán por la cultura, con ciudades atractivas para vivir y pasear, con pequeñas distancias...” Asturias vende calidad de vida, y para los empresarios y trabajadores es un factor fundamental a tener en cuenta.
Según la alcaldesa Pilar Varela, la historia ha enseñado una lección importantísima a la ciudad: un territorio no puede basar toda su expectativa en un sector. Por eso se ha hecho un importante esfuerzo para diversificar.
Por eso, uno de los grandes aciertos del PEPA ha sido posicionarse como un lugar más que apto para que nuevas empresas se instalen en él. Son 2,1 millones de metros cuadrados, organizados en parcelas industriales, zonas verdes, aparcamientos, espacios amplios... El proyecto del PEPA corrió a cargo de la Sociedad Estatal de Promociones Industriales (SEPI), a través de su empresa de gestión inmobiliaria, Infoinvest. La sostenibilidad fue uno de los parámetros a tener en cuenta, y se buscó garantizar el acceso a servicios e infraestructuras desde el primer momento. Para ello se cuenta con la baza fundamental de las buenas comunicaciones, con un Parque situado en la Asturias central, con conexión al puerto y al centro urbano de Avilés, así como a la A-8, que abre la vía al aeropuerto, al puerto de Gijón y a las comunidades autónomas vecinas.
Erigido en uno de los símbolos de la nueva y próspera actividad empresarial de la región, el PEPA es una fuente de riqueza y el resultado de una trayectoria coherente, de un esfuerzo por recuperar el capital humano y empresarial de Asturias que hace ya tiempo que está dando resultados, generando un espacio industrial modélico y un foco de atracción para nuevas inversiones.

Trabajo en equipo


El PEPA ha optado para su gestión diaria por la fórmula de una Entidad de Conservación, una exitosa fórmula de colaboración entre administración local y empresarios. Para Pilar Varela, alcaldesa de Avilés, es una muestra del funcionamiento necesario para prosperar: “En el presente y en el futuro, tenemos que esforzarnos de manera especial por trabajar juntos, los empresarios tienen que cooperar entre ellos y con la administración, todos con la Universidad...” Sentando las bases de este trabajo en equipo, se descubren los métodos para prosperar con perspectivas de futuro.

El cambio visible


Parque Empresarial del Principado de Asturias (PEPA) -Avilés-El PEPA es un símbolo del cambio que ha ocurrido en toda Asturias, y precisamente a su lado se levanta otra de las señales inequívocas de este nuevo modelo. El Centro Niemeyer, que se inaugura este mes, domina la vista de la ría avilesina, configurando el paisaje junto las grandes empresas del Parque. Junto a la evolución industrial, Avilés se perfila como un centro cultural de primer orden, que ha influido notablemente en el turismo como fuente de ingresos. “Si hace doce años le hubieras dicho a alguien que iba a venir a hacer turismo a Avilés, probablemente se reiría”, aventura Pilar Varela, “pero hemos demostrado que es posible, y nos estamos convirtiendo en un destino turístico con grandes atractivos”.
En esto, el Centro Niemeyer representa un antes y un después: “De alguna manera, representa un aglutinante de toda esa energía que la ciudad tiene puesta alrededor de la cultura, y le permite proyectarse como un gran centro cultural. Y es además la prueba de que, en este mundo tan global donde todo ha cambiado, es posible que ciudades como Avilés, o regiones como Asturias, que somos periféricos en el sentido geográfico, podamos estar en el centro de muchos desarrollos, porque las distancias ya no importan”.

Ayuda a emprendedores


El Ayuntamiento de Avilés ofrece un nuevo instrumento de apoyo a los emprendedores, a través de préstamos participativos.
Estos préstamos estarán disponibles gracias a un convenio de colaboración entre la Sociedad de Desarrollo La Curtidora y CajAstur, dotado con un presupuesto de 1.199.635,92 euros. El plazo de duración del convenio, firmado en febrero de 2011, es de cuatro años, que se prorrogarán anualmente mientras no sea denunciado por cualquiera de las partes.
Gracias a este acuerdo, se pone en marcha un instrumento financiero de apoyo a los emprendedores y a proyectos de consolidación empresarial en Avilés, bajo la forma de préstamos participativos que se gestionarán desde el Centro de Empresas La Curtidora, con ámbito de actuación en todo el territorio de Avilés.
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Directorio de  Guía de Asturias

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p