Imágenes de Asturias

descargar


Entrevistas Entrevistas La historia novelada. Matilde García-Mauriño. Escritora

La historia novelada. Matilde García-Mauriño. Escritora

Imprimir E-mail
(7 Votos)
Escrito por Lupercio González   
Viernes, 29 de Mayo de 2009 10:46
La historia novelada. Matilde García-Mauriño. Escritora 3.1 out of 5 based on 7 votes.
Ya desde pequeña, la escritura se convirtió en uno de sus talentos, vocación y necesidad. Su primer libro, "Cuentos de magia y azar" fue autoeditado, para repartir como regalo a los clientes de su administración de lotería en Gijón. A primeros de año, y de la mano de Juan Méjica, publicó "La silla del rey" .

Matilde García-Mauriño. Escritora-En su último libro puso rasgos humanos a los personajes clave de la Asturias del siglo VIII, ¿qué es lo que le inspiró para escribirlo?
-Parecerá falsa modestia, pero no lo escribí con la idea de publicarlo, sino nada más que para dejarlo escrito, para mis hijos y nietos. En una ocasión, creo que el Día de la Madre de 2004, estaba reunida con un mínimo de treinta personas, porque somos una familia numerosa y pensé "yo siempre he estado escribiendo cosas para que mis hijos sepan de sus padres, de sus abuelos y bisabuelos, ¿por qué no contarles la historia de Asturias". Es que yo soy la única de mis hermanos que se quedó en Asturias, y pensé que podía contarselo a toda mi familia.
-¿Cómo se documentó?
-Mi marido heredó la casa natal de su padre, Carlos de la Concha, que era un gran escritor. Está en Villaviciosa y allí hay una muy buena biblioteca: la Enciclopedia Espasa, la Salvat, la Gran Enciclopedia del Mundo, la Enciclopedia Temática de Asturias, la de César Cantú...
Lo que hice fue plantearme qué personajes fueron relevantes en el siglo VIII, y luego ir haciendo mis propias fichas de cada uno: qué hicieron, cuál era su personalidad. La información sobre ese siglo no es muy explícita, pero nos da pinceladas: Fruela fue cruel, Alfonso era católico, Egilona una mujer muy bella de corazón frío y altivo, etc. Hay muchas lagunas, incluso un afamado historiador como Sánchez Albornoz decía que no llegaba a comprender cómo el rey Aurelio, con sólo su palabra, pudo frenar una sublevación tan importante de los siervos. Yo he sacado mis propias conclusiones sobre eso y sobre otras nebulosas que hay en la historia. No pretendo enmendar a ningún historiador ni dar lecciones a nadie, sólo contar mi propia historia de Asturias para los míos.
-¿Y cómo salió a la luz algo tan personal?
-Tengo un hermano, que es coronel y además un gran historiador y también escribe. Me dijo que tenía que darlo a conocer y ¿quién le dice que no a un coronel? Me "obligó" y lo presenté a un concurso que no gané, así que me quedé relajadísima. Pero un día mi hija me llama desde Villaviciosa y me dice que un señor llamado Juan Méjica pide permiso para ver las pinturas de la casa, porque está escribiendo un libro sobre Antonio Suárez, que era amigo personal de mi marido. Por casualidad vio el libro que tenía publicado, "Cuentos de magia y azar" con dibujos de mi hija Kiti y me preguntó: ¿Usted escribe? A lo que contesté: Escribir, escribir... tengo éste publicado. ¿Y no tiene más?, insistió él. Tengo otro pero no lo pienso publicar, le dije. Y me lo pidió, interesado en leerlo, luego dijo que le gustaba mucho, y que me lo querían publicar, y así fue. A Juan Méjica me lo trajo la providencia. Se tomó mucho interés: él mismo hizo la portada y le cambió el título al libro, de llamarse "Caminando sobre huellas" pasó a ser "La silla del rey".

'Hay familias donde la gente canta bien: en la mía escribimos'

-Aunque sólo tenga dos libros editados, usted escribe desde niña.
-¿Quién es escritor, el que escribe o el que publica? Si es el que publica, efectivamente, soy una escritora tardía, pero yo he escrito siempre, en mi familia siempre ha sido así. Hay familias donde la gente canta bien: en la mía escribimos. Así que no es que este libro surja por generación espontánea. Después estuve en el internado y no teníamos los libros maravillosos que los niños tienen ahora, con tantas imágenes, ni teníamos acceso a bibliotecas. Teníamos que estudiar de memoria tantos nombres y fechas. Por eso se me ocurrió escribir esto para los que están estudiando hoy, para que vean a los personajes con su cuerpo y su espíritu, sus maneras, sus amores y sus odios. Así tendrán una referencia para poder acordarse de ellos.
-De ese modo acerca Asturias a los suyos.
-Claro, porque además tengo muchísimos hermanos en Andalucía. Una vez una sobrina de siete años me dice: "tía Matilde, ¿y quién riega todo esto? El desconocimiento de Asturias es tan tremendo... Con esa idea lo hice, pero ya digo que no fue de repente, esto me viene desde niña e incluso de atrás, porque mi padre nos dejó escritas unas memorias familiares que son un tesoro; mi abuelo, García Mauriño, que era juez y patriarca de la familia, era también un hombre cultísimo...
-Además de escribir, tiene una conocida administración de lotería en Gijón. ¿Siempre ha trabajado?
La Silla del Rey, obra de la escritora Matilde García-Mauriño-A mí me sorprende que con las declaraciones de Obama parece que el mundo está abriendo los ojos: sentido del deber, responsabilidad, no perder el tiempo, hacer las cosas que hay que hacer, ser honestos y no estafar a nadie y todas esas cosas. Esa receta es la que siempre ha existido en mi familia, y la que siempre nos ha servido, a mí y a mis hermanos, para salir de los baches. No se llega a poner una administración de lotería puntera en Asturias si no es con gran esfuerzo. No se saca adelante una familia como la mía, con trece hijos, si no es con gran esfuerzo. Quizá doy una imagen de señora de sociedad y la gente cree que se me ha dado hecho, pero yo sé que no es así.
-¿Algún proyecto para después de "La silla del rey"?
-En realidad cuando estaba con ésta pensé que no podía terminar tan bruscamente. Pero tampoco quería empezar con Alfonso II el Casto, porque él tuvo cincuenta y un años de reinado y hubiesen sido demasiadas páginas. Ahora estoy con la historia desde Alfonso II hasta Alfonso III el Magno, en él se sublevan sus hijos, se reúnen con él en palacio, en Boides, le obligan a distribuir el reino entre ellos y la corte se marcha a León. Ahí finaliza. §

scroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p