Imágenes de Asturias

descargar


Suscríbete

Recibe cada mes el sumario en tu correo

Faltas de decencia

Imprimir E-mail
(0 Votos)
Escrito por Teobaldo Antuña   
Martes, 04 de Noviembre de 2014 12:36
'Mentiras arriesgadas', titula Don Álvaro Martínez uno de sus "enfoques" en ABC; se refiere a una encuesta que se promueve desde la oficialidad gubernamental catalana. Hasta ahora no había prestado atención a los detalles de este jaleo, porque considero que ambos jugadores, Arturo y Mariano, son unos trileros de la política, pero al ver el artículo me he parado a leer el cuestionario; no he visto falsedades, aunque sí estoy de acuerdo en que podía mejorarse gramaticalmente.

Es cierto que se comen la coma en un "cómo", si bien aparece el resto de las veces; es cierto que sobra una "c" en la aceptación, para que no se diga que los catalanes son agarrados regalan una. Pero no sé si llegan a ser estas pifias tan colosales, más bien parece que la preocupación del Señor Martínez es más política que lingüística; intenta despreciar a quienes promueven el refrendo porque no saben ni escribir, los pobres. Es una táctica vieja, en la primera visita oficial de Evo Morales, presidente electo de Bolivia, a España fue duramente criticado porque, en palabras de un señor obispo, casi ni había ido a la escuela; en letras de una redactora, ¿a dónde iba con aquel jersey a rayas? Como si la Universidad o el traje gris marengo aseguraran la eficiencia y la honorabilidad de los gobernantes; en los tiempos que corren vale más que no mencione ejemplos de lo contrario. Faltas de decencia

Ahora bien, suele suceder que se ve la paja en el ojo ajeno y no llegamos a distinguir la viga en el propio; no hizo falta más que una semana para que el mismo diario mostrara, en portada a todo color y machacando en el mismo tema, el plebiscito catalán, una metedura de pata de las buenas: hace notar que, a falta de censo electoral la gente se inscribe con nombres variopintos, así parece que hay un Elvis Presley, un Bob Esponja, un Colón y un Cid Campeador; para ilustrarlo ponen una estatua que por estos pagos nos resulta muy familiar, ¡la del Rey Pelayo!

No leo al columnista Señor Martínez denunciar el error; y es que al hombre no sólo le falta deportividad, le falta, sobre todo, decencia, "es difícil encontrar un ejercicio de manipulación más exhaustivo", asegura. Ya ven, no he tenido que buscar mucho para encontrarlo, solamente pasar unas páginas del mismo diario y leer la información acerca de los Premios Príncipe de Asturias. Para reivindicar un tratamiento objetivo recurro a la columna de Antonio Rico en La Nueva España; parafraseando a Mafalda titula "¿Ven? Ésta es la tele de abollar ideologías", y se queja el comentarista, que es uno y trino, de que así como TVE transmitió en directo los aplausos del Campoamor y los vivaelrey, debería haber informado de los abucheos que hubo fuera del teatro a Sus Majestades. Porque lo que se cuida muy mucho de no citar ABC y ha procurado silenciar TVE es que existe una parte importante de la ciudadanía que no ve bien el oropel vacuo de estas celebraciones a mayor gloria de la Corona, y que columnas de centenares de personas llegaron caminando desde Avilés, Gijón, Langreo, Mieres y Siero para instalarse en el trozo de la Escandalera que Gabino no tapó, después de recorrer las calles de Oviedo en número que otros periódicos valoraron entre 3.000 y 5.000. La redactora abeciana Doña Inés Martín no acierta a contar más de 300 manifestantes, no me explico si porque no sabe o porque realmente no estuvo allí, cuando escribe que el campanario de la catedral "cantaba el Asturias patria querida". Querida: cualquiera que vaya a Oviedo de vez en cuando sabe que tal melodía sale del carillón de la Caja de Ahorros; la catedral ha dejado de usar las campanas porque su vibración pone en peligro la torre.

De esa concentración de 300 custodiada por 600 policías, según tal informadora (estaban bien protegidos, ¿eh?) algún día se podrán ver imágenes en los archivos de la tele pública, los más completos y los más avanzados del mundo, según sus afirmaciones; ya estaban tan avanzados en los años 30 que se adelantaban a inventos que la Humanidad tardaría lustros en conocer, por ejemplo, acerca de García Lorca pueden afirmar sin despeinarse que "...aunque tenemos vídeos y fotos, pero no su voz...".

Faltas de decenciaEsa modernidad tecnológica sufre en momentos de crisis. Con el tema del ébola hubo nervios por doquier, poco tiempo para redactar, así puede decir una presentadora "el equipo médico destacan" o que unos sospechosos de contagio respiraron aliviados "después de veintiún días de cuarentena". Se ve que con los avances de la ciencia ahora se reducen a la mitad las cuatro decenas de días preceptivas.

Un poco de lío, como en Canarias, por las lluvias torrenciales que desbordaron barrancos, dejando "a la capital tinerfeña sumada en un auténtico caos". Es una escena habitual, como la de jueces enchironando a políticos que meten la mano en el cajón; menos mal que Mariano nos tranquiliza diciendo que son unos pocos, o la Señora Cospedal, verbo florido, nos da claras explicaciones al respecto: "Hay que separar unas cosas de unos de otras cosas de otros" ¡Ah, bueno! Más tranquilo, me quedo. Hay más, no se retire: "...que las personas puedan hablar en representación de sí mismas...".

No he visto (ya, ya sé que soy raro, no me lo repita) el Madrid-Barça de balompié, eso no me libró de los comentaristas de TVE; por fin jugó Luis Suárez, ese que es tan cariñoso con sus rivales que se los comería, de hacer caso a la información "formó pareja con Messi y Neymar". Esa figura, en mi barrio al menos, de toda la vida se ha llamado trío. Hablan después de arte (¡hombre, a ver!), Pablo Ruiz Picasso, que recibe honras en su Málaga natal; intervienen los niños, que han colaborado en decorar la calle con trabajos en papel de "palomas, delante de la casa natal del poeta".

Como la señora Cospedal me deja hablar en representación de mí mismo, mismamente, me planteo en serio el exilio voluntario; tengo una cierta familia en Brasil, nunca mejor dicho aquello de lejana. Andan de elecciones; reñidas, repite el PT por poco. Como siempre, planea sobre el Sur la sombra de los americanos del Norte, con su sentido patrimonial del continente; para ilustrarlo saca la cadena que pagamos todos una imagen de la presidenta brasileña y sobre ella un rótulo terrible: "Obama votará por adelantado".


pared-teobaldo
teobaldo premio¡No nos caben! Otra redada más en ayuntamientos cuyos ediles se han suplementado el sueldo con comisiones ilegales. ¿Hasta cuándo van a poner a prueba nuestra paciencia?
Ahora se ha puesto de moda que sus jefes, aquellos que les señalaron para ir en la lista, pidan perdón; una postura cómoda, pero que ya no nos creemos, el ébola de la corrupción se transmite no por los fluidos, sino por las siglas. El colmo de la desfachatez lo tiene esta señora que gobierna el PP de Madrid y que tanto ama las cámaras, Doña Esperanza Aguirre: la veo y la oigo declarar que no conoce a los detenidos nada, nada, nada; igual que todos estos otros que ahora no saben quién era Josiangel Fernández Villa.
No me pidas perdón después de darme la patada en la entrepierna, evítame el dolor, sobre todo si eres reincidente. Porque hay que saber que muchas de estas personas que ahora salen en la pequeña pantalla con rictus compungido han sido educadas en colegios de la iglesia católica, apostólica y romana, la religión verdadera, como bien se sabe, y en ese negocio les enseñan los pasos de la confesión, entre los que se encuentra aquel de "tener propósito de la enmienda", sin el cual el sacramento carece absolutamente de valor. Así que, como acto de contrición, para que hagan examen de conciencia, les impongo la penitencia de permanecer de cara a la pared hasta que les llegue, y espero que sea pronto, la hora de la jubilación política.
scroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Directorio de  Guía de Asturias

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p