Suscríbete

Recibe cada mes el sumario en tu correo

Quién está en línea

Tenemos 533 invitados conectado(s)

El 'Endemoniado' de la Torre de Cazu (Ponga)

Imprimir E-mail
(1 Voto)
Escrito por Alberto Alvarez Peña   
Jueves, 28 de Enero de 2016 12:54
El 'Endemoniado' de la Torre de Cazu (Ponga) 5.0 out of 5 based on 1 votes.
La torre de Cazu, en el conceyu de Ponga, fue utilizada como prisión, era propiedad del señor Casso de Sorribas, que ejercía de justicias en lugar del rey, algo que en algunos conceyos asturianos se conocía como 'Señor de forca e cuchillo'. Escudo con indescifrables inscripciones en la torre de Cazu (Ponga).A principios del año 1579, Alonso de Priede, natural de Ambingue (Ponga) que pertenecía al coto de Cazu, vivía casado en Samalea (Piloña) y coincidió en el mercado con Pedro Díaz de la Argañosa, zapatero, natural de Amieva. Este tenía un pleito con la suegra de Alonso y de vuelta a casa no paraba de recriminar al de Ponga, tal fue así que, harto de aguantarle, terminó por darle varias puñaladas dejándolo muerto en Sevares. Por miedo a las represalias Alonso se echó al monte, espada al cinto y buscó refugio en los montes ponguetos durante varios meses, sus hermanos Pedro y Diego le ayudaron, así como varios vecinos de Ambingue, pero el señor del coto de Cazu dictó duras penas para quien le diese cobijo. Convencido por sus vecinos se acogió a la iglesia de San Pedro de Ambingue. (Por aquel entonces determinadas iglesias y monasterios tenían derechos de amparo a los perseguidos por la justicia en caso de arrepentimiento). Corrió la voz, además, que Alonso había obrado así por estar endemoniado, en un intento de escapar de la justicia pero fue inútil y, al final, fue apresado y encerrado en la torre, lo que en un principio fue una estratagema para eludir la pena, terminó minando su salud física y mental, las insalubres condiciones de la prisión hicieron que perdiera el juicio, y sus continuos alaridos atemorizaban a los vecinos con lo que llegaron a creer que, realmente, Alonso estaba poseído por el demonio. Tras seis años de cruel prisión Alonso no llegó al otoño de 1585 y murió. El suceso todavía era recordado en 1759.
Cerca de la torre de Cazu, la tradición oral sitúa El Cuetu la Forca, donde el señor del coto "aforcaba a los reos y facíen xusticies".scroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Directorio de  Guía de Asturias

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p